Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Chaves anuncia elecciones anticipadas en Andalucía al ser rechazados los presupuestos

El presidente de la Junta de Andalucía, el socialista Manuel Chaves, anunció la disolución del Parlamento regional anoche, sólo un cuarto de hora después de que la Cámara le rechazara los presupuestos de 1996. La oposición conjunta del PP e Izquierda Unida impidió, por segundo año consecutivo, la aprobación de las cuentas de la comunidad. Chaves dijo que espera repetir como candidato del PSOE y que convoca las elecciones "para los primeros meses de 1996", pero se reservó la fecha y no quiso si las hará coincidir con las generales, previstas para marzo.

El presidente andaluz se refirió en una rueda de prensa a los fondos excepcionales de nivelación de servicios con Andalucía, la denominada "deuda histórica". Afirmó que había hecho todos los esfuerzos para solucionar el problema y que en todo momento se había sentido amparado por el Gobierno y el PSOE, por lo que achacó a IU el incumplimiento del pacto sobre la deuda histórica. Esta coalición ha aducido la falta de garantías de pago como causa de la ruptura. El presidente reiteró anoche su compromiso de exigir el desembolso de estos fondos al Gobierno nacional.Chaves añadió que su decisión había surgido tras una reflexión serena y tranquila. "Los andaluces no deben soportar por más tiempo esta situación", dijo antes de achacarla al "férreo acuerdo de la derecha y los comunistas".

Tras casi seis horas de debate en el Parlamento, la devolución del proyecto de presupuestos fue aprobada por 60 votos a favor -41 diputados del PP y 20 de los 21 de IU-LV-CA- y 45 en contra de los socialistas. Los tres diputados andalucistas se abstuvieron.

Ronda de consultas

Chaves precisó que piensa iniciar una ronda de consulta con el resto de las fuerzas sobre la convocatoria. A partir de ahora, el jefe del Ejecutivo baraja dos posibilidades: hacer coincidir las autonómicas con las generales de marzo o adelantarlas, para enero o febrero. Sobre la primera hipótesis pesa un dato en contra: siempre que las elecciones andaluzas han coincidido con unos comicios de otro ámbito, los candidatos autonómicos del PSOE han obtenido peores resultados que los socialistas que aspiraban a otras asambleas.En cuanto a la segunda, algunos temen que puedan ser precisamente los andaluces los, primeros en recibir el anunciado bofetón electoral destinado a Felipe González. Por si acaso, Chaves esperara a conocer una encuesta encargada por el PSOE, aunque los datos, del sondeo no serán determinantes en la decisión final.

Sobre la posibilidad de que se produzca la coincidencia, González afirmó ayer en Lisboa que se trata de una decisión de la que es responsable Chaves, pero reconoció que es esperable que ambos comenten sus planes: "Hablará probablemente commigo".

Mientras deshoja la margarita del calendario, el jefe del Gobierno andaluz pondrá en marcha todos los resortes para demostrar que no es culpable del fracaso del pacto presupuestario con Izquierda Unida.

Deuda histórica

Como golpe de efecto, los soicialistas andaluces han pensado incorporar una enmienda transaccional que retiraron el martes en el Congreso a la proposición no, de ley que resultó aprobada. Ello permitirá cifrar en 51.0000 millones los fondos correspondientes a la deuda histórica del Estado con la comunidad. Además, Chaves quiere convocar a la Comisión Mixta de Transferencias Junta-Estado para ver si es posible acordar esta cifra y así poner en evidencia a Izquierda Unida.El antidipo coge con el pie cambiado al PSOE andaluz. Durante un año y medio ha sufrido un fuerte desgaste, no sólo por la falta de apoyos, sino también por el grave deterioro sufrido por el partido a escala nacional a causa de los numerosos casos de corrupción.

Guerristas y renovadores coinciden en que la llamada a las urnas no era deseable, pero discrepan sobre si es la salida más adecuada. En el grupo parlamentario, los renovadores, que integran el sector mayoritario en Andalucíaa, defendieron ayer las elecciones; mientras que los guerristas dudaron de su efectividad, aunque no propusieron alternativa.

Los diputados de PSOE e IU del Parlamento andaluz se paseaban ayer cabizbajos, por los pasillos, mientras el presidente del PP regional, Javier Arenas, prácticamente se postuló como futuro jefe del Ejecutivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 1995

Más información

  • El presidente regional baraja la posibilidad de que los comicios coincidan con los generales