Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un joven radical, herido al manipular un explosivo en su casa de Madrid

Un mensajero de 30 años resultó ayer herido muy grave cuando manipulaba en su domicilio de Vallecas (Madrid) un artefacto de fabricación casera. La explosión destrozó el piso, en la segunda planta del número 4 de la avenida de Pablo Neruda. La policía, que detuvo a dos amigos del herido, encontró en la casa propaganda de tendencia anarquista, por lo que sospecha que la víctima preparaba una acción coincidiendo con el 20-N, aniversario de la muerte de Franco. Los investigadores esperaban anoche obtener un mandamiento judicial para registrar "dos o tres pisos" más.

La Brigada Judicial desconocía anoche tanto el origen como el destino del artefacto explosivo, fabricado con clorato potásico y azufre, aunque la sospecha inicial es que está relacionado con la conmemoración del 20-N. La propaganda hallada en la vivienda es de tendencia ultraizquierdista y contiene alusiones contra las fuerzas de seguridad.El herido, identificado como Santiago Botana, de 23 años, tenía pendiente desde 1992 una orden judicial de busca y captura e ingreso en prisión, según fuentes policiales. Botana vivía desde 1994 en el piso de alquiler con una compañera, también mensajero de profesión, que anoche no había sido localizada.

La policía detuvo a un amigo del herido y a su novia, Inmaculada Díaz, de 23 años, ambos sin antecedentes, que anoche estaban siendo interrogados en la Unidad Territorial Antiterrorista (UTA). La citada pareja, que acudía frecuentemente al piso de la calle de Pablo Neruda, dijo desconocer el origen del artefacto. "No sé nada de todo esto... Pero si yo me he llevado un susto...", proclamaba la muchacha en el mismo lugar de los hechos.

La explosión no dañó las estructuras del edificio, de planta moderna, pero convirtió el piso en escombros. El herido perdió tres dedos y sufrió quemaduras muy graves en la cara y en las piernas. El servicio de ambulancias SAIMUR le trasladó en estado crítico al hospital La Paz. La onda expansiva hizo saltar los cristales del inmueble número 4 de la avenida de Pablo Neruda y mantuvo en la calle a numerosos inquilinos durante las tareas de desescombro. No se registraron otros heridos.

El herido y su compañera fueron calificados por los vecinos como "gente simpática". Nadie creía que pudieran pertenecer a una organización extremista. Por, el piso de 50 metros cuadrados -dos habitaciones, comedor, cocina y cuarto de baño- pagaban unas 65.000 pesetas al mes. Sepin fuentes policiales, Botano está supuestamente vinculado a movimientos radicales.

Pilar Lledó, delegada del Gobierno en Madrid, había difundido horas antes de la explosión una declaración a . propósito de los "tres acontecimientos públicos que han generado expectación y en algún caso, y en determinados ambientes sociales y ciudadanos, cierta preocupación". Lledó se refiere al partido Real Madrid-Atlético de Madrid, que se celebra hoy, y a las manifestaciones antifascista y ultraderechistas previstas para mañana. La policía está más preocupada por incidentes de ultraizquierdistas que por los ultraderechistas.La delegada del Gobierno ha dado "instrucciones muy concretas" al jefe de Policía, Carlos Corrales, para que se garantice el derecho de unos a manifestarse y el de los demás ciudadanos a no sufrir "molestias y perjuicios". Con ese objetivo "se ha programado un amplio dispositivo policial".

Ayer por la tarde fueron detenidos cinco cabezas rapadas ale manes que habían llegado a Madrid en motocicleta para participar en los actos del 20-N.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 1995

Más información

  • La policía cree que la preparaba para el 20