Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El obispo de Bayona justifica al cura procesado por albergar etarras

El obispo de Bayona (Francia), Pierre Moleres, justificó ayer en el Palacio de Justicia de París que el sacerdote François Garat, procesado por albergar en su casa a etarras, hubiese, actuado así. El prelado aseguró que Garat, "cuando los acoge, no lo hace para animar ni de cerca ni de lejos a la violencia ni a no sé qué organización".

Garat escondió en su casa de Espelette (Francia) a varios miembros de ETA acusados en España de haber cometido atentados y asesinatos. El obispo de Bayona definió a François Garat como un hombre "honorable y con unas raíces vascas profundas" y dijo de él que por encima de su conciencia política está su actividad pastoral.Los testigos que declararon ayer contra el macroproceso de ETA en Francia mantuvieron la misma línea argumental que los procesados e intentaron defender que los llamados "refugiados vascos" no pertenecen a ninguna organización terrorista y que todos ellos provienen de un país opresor.

El presidente del tribunal, Bruno Steinmann, mostró en ocasiones cara de perplejidad cuando los procesados decían conocer perfectamente que en España se vivía una represión contra el pueblo vasco y afirmaban con la misma rotundidad que no sabían qué era ETA.

Existe coincidencia en la declaración de los bretones a la hora de afirmar que desconocen tanto la actividad delictiva de ETA como los asesinatos y atentados terroristas que han cometido algunos de los que han estado viviendo en sus casas.

Un grupo de simpatizantes de HB y del sindicato LAB se concentraron ayer junto al Palacio de Justicia de París reclamando la libertad de Euskalerria y mostrando su solidaridad con los franceses que están procesados por ayudar a miembros de ETA.

La conexión Perote

Ayer mismo, los presuntos miembros de ETA Sabino Euba Pelo Pintxo y Mikel Gil Cervera, que están siendo juzgados en París por pertenencia a banda de malhechores, recibieron con sonrisas la información que publicaba EL PAÍS sobre las contactos del coronel Perote y ETA. Ambos eran citados como los que conectaron con el empresario vasco Javier Abasolo que actuaba de intermediario de Perote.

El abogado de los etarras, Jon González, señaló que sus defendidos se mostraron "discretos" en torno a estas informaciones y que Sabino Euba le preguntó si la noticia era buena o mala para ellos. Pelo Pintxo y Mikel Gil Cervera comparecieron ayer en la sala del Tribunal Correccional, de París para manifestar su solidaridad con los bretones que están procesados por haber facilitado cobijo a varios miembros de la organización terrorista.

Euba y Gil Cervera estuvieron en un caja de cristal custodiados por dos agentes cada uno de ellos. El abogado Jon González colocó el periódico sobre uno de los asientos de los letrados para que Euba pudiese leerlo a través de los cristales. El etarra tan sólo pudo leer los titulares porque no llevaba las gafas en ese momento. Pelo Pintxo y Gil Cervera se intercambiaron palabras y sonrisas después de conocer la información.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de noviembre de 1995

Más información

  • HB y LAB se manifiestan en París