CRISIS EN EL SECTOR AÉREO

Los pilotos de Iberia y Aviaco mantienen la huelga sin que haya acercamiento con las empresas

Los conflictos de los pilotos de Iberia y Aviaco no encuentran vías de solución. El diálogo entre los representantes sindicales y las direcciones es inexistente, después de haberse desarrollado ayer la primera jornada de huelga conjunta y cuando se prepara otra para el día 10. El sindicato de pilotos en Iberia, SEPLA, sigue sus gestiones para encontrar un mediador que logre hallar una salida. El paro provocó, ayer la cancelación de 340 vuelos de los 608 programados y unas pérdidas de 700 millones de pesetas. En Aviaco se repetirá hoy la huelga y en la compañía de bandera, el próximo jueves.

Más información

La primera huelga coincidente en Iberia y Aviaco se desarrolló ayer sin incidentes y con el cumplimiento de los servicios mínimos fijados por el Ministerio de Transportes para las dos empresas públicas. En la compañía matriz se cancelaron 259 de los 417 vuelos habituales -el 60%- y en Aviaco, 80 de 191 -40% Iberia cuenta en una jornada habitual con 34.000 pasajeros como media y Aviaco con 12.000. En consecuencia, el paro ha afectado a varios miles de usuarios. El conflicto de la compañía de bandera y el de Aviaco tienen como característica común las discrepancias de los pilotos y las direcciones sobre sus respectivos planes de futuro.La dirección de lberia informó de que la jornada transcurrió con normalidad y de que se mantuvieron los horarios previstos. Un portavoz de la segunda compañía hizo un balance similar. Aviaco ha mantenido la práctica totalidad de los enlaces internacionales -que operan en aeropuertos locales- y con Canarias, así como las conexiones entre el norte y el sur de la península en especial en zonas en donde no existe transporte alternativo.

El portavoz del SEPLA, José Manuel Novoa, confirmó la ausencia de incidentes, insistió en pedir a la dirección de Iberia "un paso" para avanzar en las negociaciones y reiteró que el sindicato de pilotos está abierto al diálogo "en cualquier momento".

En Iberia el SEPLA continúa ha ciendo gestiones para encontrar un mediador que busque una vía de entendimiento con la dirección. Se tratará de "un profesional independiente, con marcado perfil empresarial". Pero el conflicto cada vez se encona más. Ayer la dirección envió a todos los pilotos un telegrama en el que insta a aquellos que no quieren seguir la huelga a que se presenten en las flotas donde desarrollan habitualmente sus servicios. El telegrama provocó la protesta de la dirección de operaciones (la encargada de poner en marcha lo que dicta la dirección de planificación en cuanto a vuelos y flotas) hasta el punto de que presentó su dimisión sin que ayer noche le hubiera sido aceptada, informó el SEPLA. La dirección de operaciones está formada por pilotos.

La dirección de la empresa ha acogido la iniciativa del SEPLA Iberia de buscar mediador con cierto escepticismo dado que. cree que los planteamientos de la convocatoria de huelga de los pilotos son "innegociables" y "hay poco que mediar". Los responsables de UGT, uno de los sindicatos firmantes, han precisado por su parte que, si finalmente se recurre a un mediador, ellos quieren estar presentes porque el plan no afecta sólo a los pilotos, sino a todos los trabajadores. Iberia calcula que pierde por cada jornada de huelga 600 millones. Hay nuevos paros fijados para los próximos días 9, 10, 13 y 14 . Las pérdidas acumuladas suman ya 3.000 millones por el efecto que tiene el conflicto en las jornadas intermedias. Aviaco pierde 100 millones por cada huelga y en su caso los pilotos han convocado tres más para hoy martes y los próximos días 10 y 11 de noviembre. El SEPLA pone en duda estas cifras.

Estos conflictos han permitido que las compañías privadas Air Europa y Spanair registren fuertes aumentos de ocupación en sus aviones, según han reconocido fuentes de ambas empresas. Air Europa, la firma presidida por Juan José Hidalgo, ha pasado de los 18 vuelos habituales a 28 y se ha intensificado sobre todo la frecuencia en el puente aéreo Madrid-Barcelona.

Spanair no ha procedido a elevar los vuelos a raíz de estas huelgas, porque la compañía ya tenía preparado un aumento del servicio en siete, vuelos para la temporada otoño-invierno a partir del 1 de noviembre. Las ventas de billetes en aeropuerto para sus aviones sí han crecido significativamente en estos días y ello ha aumentado la ocupación de sus aparatos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 06 de noviembre de 1995.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50