Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Charlín intentó burlar a la policía escondiéndose en un 'zulo'

Manuel Charlín Gama, cuyo ingreso en prisión incondicional fue decretado ayer por el juez Baltasar Garzón, trató el pasado miércoles de burlar a los policías que acudieron a detenerle escondiéndose en un zulo construido en el sótano. Al acercarse a la casa, en Vilanova de Arousa (Pontevedra), los agentes vieron a Charlín a través de una ventana de la cocina. Sin embargo, cuando entraron en la vivienda, el patriarca del clan de los Charlines pareció haberse esfumado.Tras el desconcierto, los inspectores dieron con el escondite. En los bajos del inmueble hay un gimnasio. En él se halló una puerta camuflada tras la cual está la habitación, de unos diez metros cuadrados, en la que se había refugiado.

Garzón también ha dictado orden de arresto contra tres de los hijos de Charlín, que se encuentran huídos en el extranjero.

Los otros detenidos en la redada del miércoles, vecinos de distintas localidades de la provincia de Pontevedra, formaban parte de la tripulación del buque Halcón II, que en 1989 descargó más de media tonelada de cocaína en la costa de Muxía (La Coruña). Se trata de Edelmiro Sánchez, José y Jaime Loira y Felipe Domínguez. Garzón también ha ordenado su ingreso en prisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de noviembre de 1995