Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno prepara una batalla legal para no entregar los papeles del CESID

El Gobierno está dispuesto a agotar todas las posibilidades legales en su batalla contra el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón para evitar que éste logre su propósito de que Defensa le entregue los papeles del Cesid.Defensa volverá a negar al magistrado el lunes, día en que vence el plazo concedido a Defensa por Garzón, los documentos del servicio secreto sobre la guerra sucia, que le fueron reclamados el miércoles por el instructor. El Ejecutivo se amparará en la Ley de Secretos Oficiales y está estudiando la posibilidad de acompañar esta negativa con la interposición de un "conflicto de jurisdicción" con el juez de la Audiencia Nacional, que sería resuelto por una sala especial formada por miembros del Tribunal Supremo y del Consejo de Estado, según lo dispuesto en la Ley Orgánica del Poder Judicial.

El juez, que ha acusado al ministro de Defensa de falta de colaboración con la justicia, no podría realizar ninguna actuación relacionada con el caso mientras el conflicto se resuelve.

El Cesid se ha negado reiteradamente a entregar a Garzón los informes que éste reclama sobre la guerra sucia. El Gobierno considera, como explicó Belloch el pasado viernes en el Congreso, que los informes del Cesid pueden ser conocidos por el Parlamento, en el marco de la Comisión de Secretos Oficiales, pero no aportados a los jueces, ya que "todo procedimiento judicial, por su propia naturaleza, acaba siendo público".El lunes, el día en que vence el plazo concedido por Garzón, el general Félix Miranda, sucesor de Emilio Alonso Manglano como director del servicio secreto, comparecerá por primera vez ante el Congreso para explicar, a petición del PP, los presupuestos del Cesid para 1996.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 1995