Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL "CASO MOREIRAS"

Conde dijo al juez que los 600 millones pudieron repartirse con el PSOE

El ex presidente de Banesto Mario Conde declaró off the record al juez Miguel Moreiras, para que no conste en su declaración, que, según creía al menos una parte de los 600 millones pagados a Argentia Trust para que la Corporación Industrial obtuviera en 1990 sus exenciones fiscales fueron repartidos entre Antonio Navalón, su ex asesor, y el PSOE. Mariano Gómez de Liaño, letrado de Conde, se opuso a que estos comentarios fueran incluidos en la declaración.

MÁS INFORMACIÓN

Fuentes solventes informaron que tanto en la "conversación" que mantuvo Moreiras con Conde como en su comparecencia formal ante el juez, el ex banquero dijo que si bien no tenía pruebas ni una certeza total sobre el destino final de los 600. millones pagados a Argentia Trust por indicación de Antonio Navalón, su asesor en 1089 y parte del año 1990, él creía que el dinero se había repartido con el PSOE. Gómez de Liaño se opuso a incluir en la declaración esas menciones. Fuentes socialistas señalaron ayer que el PSOE nunca ha recibido dinero de Banesto.Gómez de Liaño, según fuentes solventes, acudió a la Audiencia días después de que el fiscal Ignacio Gordillo terminara su escrito de calificación, el. 5 de octubre. El letrado hizo a sus ínterlocutores un resumen del contenido de la declaración que Mario Conde realizaría el miércoles por la tarde ante el juez. Este hecho refuerza la hipótesis de que Conde y Gómez de Liaño. estaban preparados para acudir de forma inminente al juzgado. Según una fuente consultada, Conde y su letrado llevaron un borrador de declaración. Fuentes que siguieron paso a paso los hechos del pasado miércoles han, confirmado que aún después de haber tomado la declaración, a Conde, Moreiras seguía decidido a enviarle a prisión.

Dos personas que participaron en el ajetreo del juzgado número 3 aseguran que tras la declaración de Conde, mientras esperaba la redacción del nuevo auto que también le enviaría en principio a prisión, vieron subir a Liaño.y dirigirse a la planta tercera, donde está la Fiscalía. Poco después, José Aranda entraba en el despacho de Moreiras.

El fiscal jefe había regresado por la tarde a la Audiencia Nacional alarmado por la decisión de Moreiras. Aranda consideraba, que no había peligro de fuga. Moreiras le escuchó y pareció dudar o actuó como si dudara. Le sugirió a Aranda hacer un dictamen. Con él, Moreiras hizo algo más que anular la prisión, invocando la declaración de Conde. También quitó el delito de apropiación.

Aranda veía improcedente la prisión preventiva porque ya la sección segunda de la sala de lo penal de la Audiencia, al excarcelar a, Conde en el sumario que instruye García-Castellón, estableció el 30 de enero la inexistencia de peligro de fuga de Conde como una de las principales razones para su excarcelación. Lo que Aranda no deseaba es que su dictamen fuera utilizado también, como hizo Moreiras, para anular la acusación de apropiación indebida. Fuentes solventes indicaron que Aranda presentará un recurso contra el auto de Moreiras, y pedirá que se mantenga la calificación del fiscal. Anteayer, el letrado de Navalón pidió su sobreseimiento. Es ocioso, según fuentes conocedoras del juez, preguntarse si Moreiras quería enviar a Conde a la cárcel o si buscaba una operación de imagen que no suponía necesariamente hacer pasar a Conde por ese trago. fin esta hipótesis, el juez encontró. en la oferta de Aranda la justificación para cambiar el auto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 13 de octubre de 1995

Más información

  • Gómez se Liaño no quiso que constara en acta