Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

El escandaloso veto de una carta

Es tan apasionante y hermoso el ajedrez que un grupo de filósofos, escritores y artistas enviamos una carta abierta al presidente de Intel, patrocinador del encuentro de Nueva York. Las mejores revistas ajedrecísticas, como New in Chess, la publicaron sin suprimir una coma. Los "especialistas" controlados por Kaspárov y su asociación fantoche ("PCA") la vetaron escandalosamente. Algunos osaron falsificarla. Nuestro escrito decía:"Su empresa patrocina torneos de ajedrez boicoteando a muchos de los mejores jugadores como Salov. Intel también apadrina el campeonato de la "PCA", pero olvida el verdadero campeonato del mundo entre Kárpov y el joven prodigio siberiano Kanisky... Los aficionados esperan su patrocinio del auténtico campeonato para convencerse de que el virus de la exclusión no ha invadido sus productos. Que la niebla en resplendor se convierta".

El Museo del Louvre no exhibe La Gioconda tras haber guillotinado el cuadro ni se publican las obras completas de Cervantes sin Don Quijote de la Mancha. Sin embargo, Intel está causándose un gravísimo deterioro con su boicoteo. Kaspárov suscita esta política por miedo a enfrentarse al mágico Kanisky. Prefiere jugar contra el sexto jugador del mundo, el indio Anand.

La duodécima partida, para los aficionados, se jugó en la niebla de un ensortijado final de torres. Anand, resplandeciente, supo arrancar el empate.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 30 de septiembre de 1995

Más información

  • MATE Y MITO