Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las familias afectadas por la explosión de gas no quieren volver a sus casas

La mayor parte de las 40 familias afectadas por la explosión de gas de la calle Londres de Fuenlabrada (165.000 habitantes) se resisten a volver al bloque. El miedo les atenaza. Prefieren no rememorar la violenta sacudida que transformó el edificio de 10 plantas en un infierno que atrapó a Mónica Carrasquilla, de 18 años, y a Romana González, de 43. Ambas mujeres perdieron la vida a los pocos días de la deflagración a causa de las - graves quemaduras que padecieron.Los padres de Mónica declararon tras el suceso que "no tenían fuerzas para volver a ese lugar". "Va a ser imposible que podamos pisar aquí de. nuevo tras pensar que aquí falleció nuestra hija", manifestó el padre de la víctima. Otros vecinos secundan esta idea: "Pisar esas escaleras es sinónimo de fuego y muerte, por lo que sería ideal que nos hubieran hecho un edificio nuevo". Ocho de las familias que ahora viven en pisos de alquiler en un bloque de la calle de Castilla la Nueva de la localidad, piensan igual: "No queremos pisar ese sitio porque no podemos estar tranquilos pensando en que, puede haber otro estallido". Para estos afectados, la explosión les ha dejado una secuela psíquica difícil de borrar. "Cuando he subido a la casa por las escaleras me he vuelto a estremecer", señaló Cristina, una de las vecinas a las que les sorprendió la deflagración dentro de su casa. Según estas familias, lo mejor habría sido que el Ayuntamiento realizase un nuevo bloque, idea descartada porque la estructura del edificio que sufrió la explosión no se resintió. Otros vecinos no temen el regreso. Estrella, una de las inquilinas, comentó ayer: "Sentiremos una sensación extraña al entrar, pero los chicos están deseando volver a su casa".

Desde el pasado día 8, las familias afectadas residen en pisos de alquiler mientras esperan que se rehabilite su edificio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de septiembre de 1995

Más información

  • El siniestro costó dos vidas