Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El misterioso Partido de la Gente

O Partido da Gente (Partido de la Gente) es la más reciente de las ocho pequeñas formaciones políticas que disputan las elecciones portuguesas, y la más misteriosa. Ha tenido algunas dificultades para conseguir el registro legal porque la ley prohíbe los partidos confesionales y el uso de símbolos religiosos con fines políticos.

No es un secreto para nadie que detrás del Partido de la Gente hay una secta evangélica, la Iglesia Universal del Reino de Dios, que cuenta con decenas de miles de seguidores en Portugal. Controla varias cadenas de radio y tiene un programa de televisión en el mayor canal privado.

Otros dos pequeños partidos esperan colocar un diputado en el Parlamento. Son supervivientes de la gran fiesta revolucionaria de hace dos décadas. La Unión Democrática Popular (UDP) tiene como cabeza de lista al comandante Mario Tomé, un ex capitán de abril que, al contrario de muchos de sus camaradas, no abandonó la política activa para dedicarse a los negocios y espera volver a ser "la voz de la revolución en el Parlamento".

El otro candidato de extrema izquierda, que espera conseguir esta vez el puñado de votos que le faltó para salir elegido hace cuatro años, es Francisco Lousa, del trotskista Partido Socialista Revolucionario (PSR).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de septiembre de 1995