Tribuna:Tribuna
i

El 'tapado' indio del augusto

"Cuando sobrevuelo la historia creo ver una partida de ajedrez", ha escrito el historiador Lucien Jerphagnon en Julián el Apóstata. Describe en su libro el estupendo invento político de Diocleciano llamado la Tetrarquía. Sutilísimo hallazgo que hubiera podido descubrir Kaspárov para fomentar desórdenes aun mayores que los engendrados por la apócrifa seudofederación, "la PCA". Cada 20 años los augustos soberanos del Imperio Romano hubieran debido elevar a la categoría de césares a sus sucesores. En México perdura esta simpática norma: el presidente nombra a su sucesor, ¡el tapado! Kaspárov, como augusto circense, arbitrariamente, ha revelado el nombre de su tapado del tapujo. Un jugador que imagina muy inferior a él, pues es el sexto del mundo: el indio Anand. El ruso, haciendo el indio, no sólo no se atreve a jugar contra el joven prodigio siberiano, Kamsky, sino que ha pagado a vendidos para difamar al genial campeón y a su padre. Este jovencísimo genio, el mejor jugador vivo, hace sus partidas como el estanque el jardín. Bajo el peso de esta ausencia la octava partida ha concluido, para escándalo de todos y mayor gloria de Kamsky, en tablas.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0022, 22 de septiembre de 1995.

Lo más visto en...

Top 50