Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Racing exige que se repita su partido con el Sporting

El Racing de Santander va a exigir la repetición de su partido de Liga con el Sporting (4-2), jugado el domingo en Gijón. Francisco Mora, presidente del club cántabro, justificó la medida por la anulación de un gol a su jugador Quique Setién, con 0-0 en el marcador, por estimar el árbitro que el balón no había entrado en la portería contraria. Las imágenes de televisión demuestran que el balón llego a la red de la meta del Sporting. Fuentes de la Federación adelantaron las escasas posibilidades que tiene de prosperar la exigencia del Racing. "El reglamento de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociación) prohibe repetir un partido por esa clase de errores", anunciaron.

"A nadie le gusta un 'descansillo'", fue la reacción de Rubio Valdivieso, el árbitro internacional vallisoletano que dirigió ese partido. Rubio Valdivieso asume su paso por la "nevera", fórmula que los dirigentes arbitrales utilizan para suspender a un colegiado. El Comité de Árbitros no suele hacer públicas las sanciones, pero Rubio, estará sin arbitrar un par de semanas.

"Veo que el balón entra en la portería del Sporting", explicó ayer Rubio Valdivieso, "y concedo gol. Pero mi juez de línea se quedó parado con su banderín levantado. Entonces pienso que algo anormal puede haber ocurrido. Consulto al juez de línea y me dice que ha visto como Ablanedo [portero del Sporting] recogió el balón fuera de su portería. Es posible que los nudos de la red se abriesen por la fuerza del balón. Ahora que he visto las imágenes de televisión, fue un gol válido.

"El árbitro, a la "nevera"

Rubio Valdivieso permanecerá un par de jornadas sin arbitrar, al igual que su juez de línea. "La Liga va a ser muy difícil y los errores arbitrales fastidian" fue la explicación del presidente, del los árbitros, Victoriano Sánchez Arminio. "Rubio Valdivieso ha cometido un error de apreciación", señaló Sánchez-Arminio, "y, además, no debió consultar con el juez de línea, en peor situación que él para ver la jugada". Este árbitro vallisoletano ya permaneció la pasada temporada un par de jornadas sin dirigir partidos al equivocar un tirón de pelos de Tomás, jugador del Atlético, a Suker, del Sevilla, con una par de patadas sin el balón en juego.En tres jornadas los árbitros han perjudicado al Racing de forma tan decisiva, que en el club se llega a suponer que hay algo en contra del club. En Bilbao, frente al Athletic, un error del colegiado debutante en la categoría, Japón-Sevilla, propició el camino de la goleada vasca. En los Campos de Sport un fallo de otro debutante, Prados García, facilitó con un polémico penalti de Merino a Simeone, el camino del Atlético de Madrid a la goleada. Doce tantos en contra y la plaza de colista son las consecuencias, según los dirigentes del Racing, de los fallos arbitrales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 1995