Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

"Los jugadores saben lo que quiero y se fían de mí"

Con Radomir Antic en Madrid la capital siempre ha liderado la Liga española. El serbio fue despedido del Real Madrid con el equipo en cabeza, y hoy, a sus 45 años, vive de nuevo en lo más alto del campeonato. Nada nuevo para él; pero milagroso para el Atlético, un club desangrado en los últimos años.Pregunta. ¿Dónde está el horizonte del Atlético?

Respuesta. Cuando se habla del Atlético todo el mundo siembra dudas, pero yo no las tengo. Estoy convencido: dispongo de un buen equipo.

P. Con buenos equipos el Atlético ha rondado la promoción.

R. En fútbol no se puede predecir nada. Por ahora sólo soy consciente de que estamos jugando bien, y estoy seguro de que iremos a más. ¿Hasta dónde podemos llegar? No lo sé, pero mejoraremos. Aún cometemos errores. En San Mamés, la única ocasión clara que nos creó el Athletic fue culpa nuestra. Uno de mis jugadores eligió un mal pase en una zona peligrosa y Etxeberría estuvo a punto de marcar de cabeza, El jugador y yo hemos repasado la jugada.

P.¿Cuál fue su primera terapia en el Atlético?

R. Juzgar los recursos de la plantilla y fichar lo que no había.

P. ¿Qué faltaba?

R. En el centro del campo tenía a Simeone, Vizcaíno, Caminero y Pirri. Necesitaba a alguien con el perfil de Pantic. No había ninguno como él. En defensa a un jugador que se complementara con Solozábal y Santi es perfecto. Lee muy bien el juego, es tranquilo y se anticipa a los acontecimientos. Con Molina podemos jugar con la defensa muy adelantada. Hemos encontrado el equilibrio.

P. Pero no dispone de lo que solicitó inicialmente. Quería a Jokanovic y Prosinecki.

R. El fútbol no es El Corte Inglés. Es un mercado con muchos inconvenientes. El Atlético es un club grande, pero no quise presionar para llegar donde quizá no podíamos. Prefiero que la plantilla no tenga problemas para cobrar.

P. Pantic cautiva tirando las faltas. ¿Puede dar más?

R. Empezó la temporada con una lesión en el ligamento interno de una rodilla y todavía no está curado del todo. Los que hemos jugado al fútbol sabemos lo molesta que es esa dolencia, especialmente en futbolistas como Pantic, que golpean mucho el balón con el interior del pie. Personalmente se ha integrado de maravilla. Ya habla con los compañeros e incluso bromea. Además, sabe que no le voy a presionar. Llevaba mucho tiempo esperando una oportunidad en su carrera y ya la tiene.

P. Caminero, el jugador más cualificado que usted se encontró, ha perdido su sitio en la media punta. ¿Por qué?

R. Caminero comienza los partidos escorado a la izquierda, pero tiene total libertad para crear cuando tenemos el balón. Con su nueva posición descubrimos a un jugador que, estando muy bien dotado técnicamente, también recupera balones.

P. Usted ha barajado fichar a un jugador que se alinee por delante de la defensa, caso de Onopko. ¿No le convencen Simeone y Vizcaíno?

R. Es una posicion esencia. Estoy muy satisfecho con ellos, pero es un puesto al que doy mucha importancia.

P. La temporada será larga y su plantilla es corta.

R. Es corta en número de jugadores, pero es muy polivalente. En España es muy habitual encasillar a los jugadores en una sola posición. No estoy de acuerdo. Le voy aponer un ejemplo para que alguien tenga que recordar esta entrevista dentro de unos años: probaré a López en el medio campo. Tiene unas cualidades fisicas extraordinarias y estoy trabajando individualmente con él en el aspecto técnico.

P. Tanto los interiores-Caminero y Roberto- como los puntas -Kiko y Penev- no son jugadores especialmente veloces. ¿Tiene un equipo lento?

R. Conmigo, Kiko y Penev ganarán en velocidad futbolística. En este aspecto me considero un especialista. Los miércoles hago sesiones específicas.

P. Resulta milagrosa la resurrección de Kiko, Toni y Solozábal. ¿Qué bisturí ha utilizado?

R. Ante todo, una pretemporada muy correcta, gracias a lo cual Toni ya no duda que puede subir la banda 10 o 15 veces por partido. Eso se llama autoconfianza. ¿Cómo se consigue? Con un entrenamiento adecuado. También hemos trabajado anímicamente. Doy mucha trascendencia al diálogo y los jugadores ya saben lo que quiero conseguir y se fían de mí.

P. Para la hinchada rojiblanca la crisis del Madrid acentúa aún más el éxito del Atlético. ¿Le quedan heridas con Chamartín?

R. No guardo rencor. En mi currículo figura un año en el Madrid y estoy muy orgulloso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de septiembre de 1995

Más información

  • RADOMIR ANTIC: TÉCNICO DEL ATLÉTICO