Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:VUELTA 95

Sin descaro

La etapa de Segovia ha sido muy rápida. Al principio parecía que los del ONCE ni siquiera iban a dejar escaparse a nadie. Hasta ellos mismos, aun siendo el equipo del líder, se metían en los cortes que se intentaban. Menos mal que hubo un pequeño parón después y lo aprovecharon los siete que formaron la escapada del día. Entonces los del ONCE pusieron en cabeza un ritmo que no era ni muy lento ni a tope, pero que aun así provocó que la gente se fuera quedando. Y eso que el recorrido no era muy duro, era un continuo subir y bajar, sí, pero las subidas se hacían casi con la inercia de los descensos.Navacerrada tampoco es un puerto muy duro y la subida la hemos hecho a tren, al ritmo que marcaban los compañeros de Jalabert. Más difícil ha sido el descenso; ha sido terrible, a toda pastilla. Tanto que ha habido una caída, la de Irusta y Farfán. En la carrera no lo he visto, pero en el AVE nos han puesto las imágenes grabadas del directo de la televisión. No hacemos más que bajamos de la bicicleta y hasta en el tren nos, meten el ciclismo, para que no nos olvidemos de nuestras amarguras.

MÁS INFORMACIÓN

A los del ONCE los he visto muy bien. Primero han tirado Herminio, Sierra y Leaniz, hasta el pie de Navacerrada; la subida la ha hecho Stephens, que estaba que se salía. Ha aguantado también el descenso y sólo se ha. quedado en el repecho a dos kilómetros de la meta. Pero un poco más y lanza el sprint y todo, aunque en el último kilómetro de Navacerrada atacó Clavero y Jalabert, que también va a por la montaña, se lanzó y nos enfiló a todos. Está acaparándolo todo. Tendría que comprender que todos queremos que se nos vea y que el Banesto también iba fuerte en el Tour pero Miguel dejaba lucirse a todo el mundo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 12 de septiembre de 1995

Más información

  • CORRESPONSAL EN EL PELOTÓN