Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La juez Le Vert inculpa a los 8 detenidos en Francia por el intento de regicidio

La juez Laurence Le Vert, encargada de los sumarios de terrorismo en Francia, inculpó ayer a las ocho personas detenidas en el País Vasco francés por su relación con el comando de ETA que planeaba atentar contra el Rey en Mallorca. La juez Le Vert ha imputado a los ocho detenidos, todos españoles, los cargos de asociación para delinquir e "infracción de la legislación sobre armas en relación con una empresa terrorista", cargos por los que pueden ser condenados a penas de hasta 10 años de cárcel.Los ocho presuntos colaboradores de ETA fueron trasladados en un avión especial hasta la capital francesa. El aparato recogió en Biarritz a los cuatro hombres que permanecían encarcelados en la prisión de Bayona y partió luego hacia Pau, en los Pirineos Atlánticos, para recoger a las cuatro mujeres internadas en la cárcel de la citada localidad.

Los detenidos son: María Luz Sebastián Orcajo, esposa de Juan José Rego Vidal -presunto cabecilla del comando desarticulado-; Begoña Rego Sebastián, hija de la anterior; Luciano Aranbarri Badiola; y su mujer, María Ángeles Pagaldi, todos ellos detenidos en Ciboure horas después de la operación de Mallorca. Además, la policía francesa arrestó a María Luz Bella Bringas, Francisco Javier Chimeno Inza, Juan Carlos Esteban Paz y Serafín Blanco González en un apartamento de Hendaya.

Todos fueron trasladados luego a la comisaría de Hendaya. Antes de que se cumpliera el plazo máximo de cuatro días que podían permanecer bajo arresto, un juez de Bayona ordenó el lunes su ingreso en las cárceles de Pau y Biarriz, en aplicación de la nueva legislación francesa que permite el encarcelamiento de los sospechosos en espera de su comparecencia ante el juez de instrucción si éste se encuentra a más de 200 kilómetros del lugar donde se han producido las detenciones.

Los tres presuntos etarras detenidos en Mallorca -Juan José Rego Vidal, su hijo Iñaki y Jorge García Sertucha-, permanecen encarcelados. El cuarto detenido en España, Jon Aldasoro, quedó libre tras depositar una fianza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de agosto de 1995