Cartas al director
i

La sonrisa de Claudia

El pasado 4 de agosto, en el apartado Gente de EL PAÍS, en el artículo titulado Claudia oculta su sonrisa, la periodista se quejaba de que Claudia Schiffer no había sonreído a la multitud de fotógrafos y curiosos que se habían agolpado a su llegada al aeropuerto de Barajas.El trabajo de Claudia Schiffer es, si no me equivoco, el de posar, y no está, supongo, dentro de sus obligaciones la de sonreír. Eso es, en todo caso, algo añadido que ella está en su derecho de mostrar u ocultar. Exigir que las mujeres que tienen algún tipo de actividad profesional Vayan sonriendo por la vida es obligarlas a perpetuar el papel que históricamente se les ha asignado. Señoras y señores periodistas: juzguen a Claudia Schiffer por su trabajo y déjenla que vaya por la vida con la cara que quiera.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de agosto de 1995.

Lo más visto en...

Top 50