Batalla campal en Belfast entre policías y católicos

La calle Ormeau, de Belfast, se convirtió ayer en escenario de una batalla campal entre católicos y policías, que practicaron algunas detenciones. Todo empezó cuando los católicos pretendían impedir el paso de una columna de protestantes que se dirigía a una concentración en Londonderry en conmemoración de la derrota del rey católico Jaime II y que se ha convertido en un acto de lealtad a Londres.Los protestantes habían aceptado reducir el tamaño de las columnas a no más de 30 personas a su paso por Ormeau para evitar así las objeciones de los católicos del área, muy sensibilizados, pues hace tres años cinco vecinos fueron abatidos en un ataque de la guerrilla protestante. Los católicos aducen que esta marcha conmemora un odio de siglos y que no es la expresión más adecuada para un periodo de paz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de agosto de 1995.

Lo más visto en...

Top 50