GENTE

SIHANUK, REY DEL CINE

El antiguo príncipe de Camboya Norodon Sihanuk no ha vuelto a participar internamente en la política de su país desde que fue derrocado en 1970. Sin embargo, el príncipe, gran aficionado al cine y a. la música, ha decidido reanudar sus relaciones a través de esas dos artes. Acaba de presentar en París -antes lo hizo con gran éxito en el reciente festival de cine de San Petersburgo- el preestreno mundial de La ambición reducida a cenizas, una película de 50 minutos escrita por él mismo, con diálogos en khremer y subtítulos en inglés y francés. En ella cuenta la historia de su país, inspirada en la vida de Ang Douongo, el tatarabuelo del soberano, muerto el año pasado ya centenario. La moraleja del filme se resume en que de nada sirve luchar contra el destino.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0010, 10 de agosto de 1995.