Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los guerristas piden el control del partido en Málaga

Carlos Sanjuán, secretario general del PSOE en Málaga, ha perdido el Control sobre dos de sus principales feudos de poder en la Provincia. El dirigente socialista sufrió, en la noche del pasado lunes, una severa derrota en su propia casa: la agrupación de la barriada malagueña donde milita, El Palo. Allí, los críticos hacia su gestión, antiguos dirigentes guerristas, sacaron adelante con una holgada mayoría una propuesta exigiendo un congreso extraordinario para desbancarlo de la Ejecutiva.La pérdida del control sobre esta agrupación malagueña por parte de Sanjuán, que se inició tras la polémica abierta en el partido por la designación de los diputados provinciales, tiene especial importancia. De un lado, se trata de una agrupación emblemática del guerrismo, a la que además de Sanjuán está adscrito el presidente del partido en Málaga, Rafael Ballesteros. De otro, es una de las, agrupaciones más importantes en cuanto al número de afiliados: casi 900.

El enfrentamiento de Sanjuán con dirigentes de esta agrupación ha convertido a estos últimos en aliados de los renovadores, que han encontrado los apoyos necesarios para situarse como mayoría en Málaga. Se trata de una situación similar a la que ocurría en Vélez -otro tradicional feudo guerrista- donde la asamblea pidió recientemente también un congreso extraordinario, algo a lo que se opone la Ejecutiva provincial.

Jesús Morata, miembro de la dirección de la agrupación de El Palo y antiguo guerrista, lo exponía ayer con contundencia: "La confluencia de las agrupaciones de Vélez y El Palo han determinado un vuelco evidente en los apoyos a la actual Ejecutiva, por lo que la mayoría en el partido ha cambiado de signo".

Unidos a los renovadores

Las peticiones de un congreso extraordinario por parte de estos antiguos feudos guerristas se unen a las formuladas en este mismo sentido por los renovadores. Los estatutos establecen que esta solicitud debe estar avalada por la mitad más uno de la militancia, algo que los críticos aseguran que ya han obtenido. "Se trata de una petición que estatutariamente cuenta con el respaldo suficiente, por lo que Sanjuán se verá obligado a convocar el congreso extraordinario", afirmó Morata.Fuentes de la dirección malagueña criticaron ayer que la asamblea se celebrará aprovechando la ausencia de Sanjuán y Ballesteros, ya que ambos se encuentran de vacaciones.

Estas fuentes reiteraron su negativa a la celebración de este congreso extraordinario, que condicionan a lo que denominan "el restablecimiento de la legalidad interna del partido". Un eufemismo para solicitar expedientes disciplinarios contra los dirigentes renovadores y críticos con la dirección que protagonizaron la rebelión contra Sanjuán en la designación de los integrantes del Grupo Socialista en la Diputación Provincial. ,

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995