Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Banesto no recurre contra los autos del juez Moreiras

La dirección de Banesto ha decidido finalmente no presentar recurso contra los diversos autos dictados la pasada semana por el juez de la Audiencia Nacional Miguel Moreiras relativos al caso Banesto. El plazo para la presentación de recursos terminó ayer, con escritos presentados por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, la Federacion de Banca de CC OO y el Fondo de Garantía de Depósitos.Fuentes de Banesto señalaron que los recursos presentados, especialmente el de la Fiscalía, son "muy completos". Fuentes jurídicas resaltan, no obstante, que la dirección de Banesto se hubiera colocado en una situación incómoda en caso de presentar recurso, puesto que parecería que se niega, por ejemplo, a que su presidente, Alfredo Sáenz, preste de nuevo declaración. En realidad, la única opción abierta para el recurso de Banesto hubiera sido que Moreiras hubiera decretado la nulidad de las actuaciones del juez titular, Manuel García-Castellón.

Los autos de Moreiras en los que rectifica a García-Castellón -estando éste de vacaciones-, recogen al menos cuatro decisiones muy polémicas: citar a declarar a 46 testigos, 24 de ellos nuevos; ordenar el envío de una comisión rogatoria a Panamá para investigar el caso de las cementeras; designar a tres peritos del Colegio de Economistas de Madrid para que revisen la actuación de los inspectores del Banco de España a lo largo de la instrucción del sumario Banesto; y admitir a trámite una querella de la Asociación de Mandos Intermedios (AMI) contra los ex administradores de Banesto. Precisamente, son estas cuatro decisiones las recurridas por los fiscales de la Audiencia Nacional.

Escuchas a Conde

Por otra parte, Mario Conde y cinco de sus más estrechos colaboradores sufrieron 122 escuchas telefónicas desde que el fiscal de la Audiencia Nacional presentó la querella contra el ex banquero el 16 noviembre de 1994, según informa Diario 16 en su edición de hoy. Del contenido de las cintas se desprende, según el periódico -que no las transcribe-, que Conde y su equipo intentaron eliminar el rastro de su fortuna personal en el extranjero mediante traspasos de dinero de unas cuentas a otras y a través de cambios en la propiedad, de un gran número de sociedades. Respecto al origen de las cintas, que el diario no explica cómo llegaron a su poder, se especula con la posibilidad de que pudieran ser obra del Cesid o la policía, pero se deja abierta la puerta a que hubieran sido ordenadas por el Juzgado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de agosto de 1995