Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Indignación en Llíria con el Consejo Superior de Deportes

C. ROSEl Ferris Llíria expulsado de la Liga ACB en julio de 1993, fue el precedente a los descensos a Segunda B de Celta Y Sevilla. Así lo ha recordado estos días el secretario de Estado para el Deporte, Rafael Cortés Elvira. El club valenciano de baloncesto fue obligado a abandonar la categoría por no presentar a tiempo un aval de 84 millones. El recordatorio de Cortés Elvira no ha sentado bien en esta localidad valenciana ; que se siente agraviada con ciudades más poderosas como Vigo o Sevilla.

"Cortés Elvira es un cínico al ponemos como ejemplo" dijo ayer el vicepresidente del CB Llíria, Francesc Adriá, "porque el CSD se desentendió totalmente, de nosotros cuando le presentamos un recurso. Dijeron que éramos unos incompetentes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de agosto de 1995