Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PSOE pide a Garzón que también actúe con "celo" contra los etarras

El PSOE criticó ayer al juez Baltasar Garzón por su modo de actuar no sólo en el caso GAL, sino en otros asuntos, especialmente los que afectan a etarras. Siete presuntos miembros de ETA han sido excarcelados en los dos últimos meses, al pasar cuatro años en prisión preventiva, el tiempo máximo previsto por la ley, sin que los jueces hayan finalizado los sumarios. Seis de los supuestos etarras están incursos en causas que instruye Garzón. El responsable de administración y finanzas del PSOE, Francisco Fernández Marugán, pidió que "el celo del instructor también debe dirigirse a temas relacionados con etarras".El juez de Instrucción 1 de la Audiencia Nacional, Carlos Bueren, ha negado su relación con el caso de una de las siete personas excarceladas, María Eugenia Muñagorri, por cumplir el tiempo máximo de prisión preventiva sin ser enjuiciada, como erróneamente informó. EL PAÍS el domingo.

Bueren señala que no sigue ninguna causa contra esa persona y quiere "salir al paso de cualquier interpretación sobre negligencia" en su juzgado. Muñagorri, en realidad, está incursa en un sumario que tramita el Juzgado número 2, según fuentes jurídicas.

Pero realmente lo que preocupa a los socialistas es el caso GAL. Fernández Marugán, expresó ayer su esperanza en que el Supremo "ponga las cosas en su sitio y vuelva la sensatez". "La venganza por ambiciones o vanidades no satisfechas no produce el mejor estado de ánimo deseable para instruir un sumario".

El presidente de la Comisión de Justicia e Interior del Congreso, el socialista Javier Saénz Cosculluela, apuntó la conveniencia de que el Supremo no esté inactivo en agosto, porque "ante situaciones excepcionales" cabría hacer excepciones.

Por otro lado, Francisco Fernández Marugán, entregó ayer en el Tribunal de Cuentas el detalle de los 882 millones gastados por el PSOE en las municipales y autonómicas de mayo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de agosto de 1995