Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CINE

Cuatro Caminos presta sus calles a la ficción

Cualquiera diría que los vecinos que viven en los alrededores de la calle de Maudes son los más cívicos de la ciudad. Una ciudadana en silla de ruedas se empeña en atravesar una y otra vez el paso de peatones que corta con la calle de Modesto Lafuente, deteniendo el tráfico cada vez que, lo hace. Pero los conductores no se impacientan ni se ponen a tocar la bocina. Sin embargo, ni la chica se ha vuelto loca ni el calor La amodorrado a los automovilistas madrileños. Se trata tan sólo del rodaje de un cortometraje que ha escogido como plató el barrio de Cuatro Caminos.

El corto cuenta la historia de una joven cantante parapléjica muy dinámica, moderna e independiente, que tiene una cita con el productor de una casa discográfica que le va a grabar su primer disco. Gema Hassen-Bey, nombre real de la actriz, de abuelo turco, aparca su coche, arma su silla de ruedas y se dirige a su cita. La calle está inquietantemente vacía porque se retransmite por televisión una importante final de fútbol que ha paralizado la ciudad y el único sonido que se oye es del locutor que narra el partido. Fatalmente, los coches mal estacionados en las aceras y en los pasos de cebra le cortan el paso hasta dejarla atrapada bajo el tórrido sol del verano.

Dos automovilistas

A pesar de lo que pueda parecer, la película, de siete minutos de duración, no es un alegato contra el tráfico rodado ni tampoco el encargo de una institución de minusválidos. De hecho, tanto Gema como la directora se mueven en coche por la ciudad. "Se trata de llamar la atención a la gente insolidaria que aparca en cualquier sitio", explica Chus Gil, de 32 años, guionista y directora del corto. "Es una historia urbana más, que como casi todo lo que pasa en esta ciudad tiene un desenlace trágico".La idea le vino a la directora viendo un programa en Telemadrid. El Gran Wyoming estaba entrevistando a una joven cantante -Gema- que acababa de editar un disco. La cantante decía que la gente no aparcara en las esquinas porque no podía pasar con su silla de ruedas. "Se vio que era paralítica. Flipé y se me ocurrió la historia", recuerda Chus, que llamó inmediatamente a Gema. "Nos hicimos amigas enseguida. Y lo mejor fue que me ha ido aportando muchas ideas y situaciones que ella misma ha vivido en sus propias carnes y que yo difícilmente podía imaginar. Creo que esa aportación le da un gran realismo a toda la acción", opina. Con este cortometraje, Chus Gil, que trabaja como actriz de doblaje y guionista para productoras de vídeo y televisión, se estrena como directora de cine.

Para la banda sonora se ha elegido la canción Sobre ruedas, compuesta por Gema, de 23 años de edad. Para el resto se ha elegido la retransmisión del partido de fútbol que marca el ritmo de la acción. "Es ridículo que un partido de fútbol pueda paralizar un barrio y que hasta que no finalice nadie baje a la calle".

El corto, que convoca a numerosos curiosos, cuenta con un presupuesto de tres millones de pesetas -"conseguido con créditos y aportaciones de amigos"- y está a la espera de que el Ministerio de Cultura le conceda una subvención. El equipo de rodaje consta de 10 personas -la mayoría amigos-, que han tomado la calle con sus cámaras, grúa, vía de travelling, trípodes, micrófonos, focos y pantallas difusoras para suavizar las sombras que marca el sol en esta época del año.

Las razones que han llevado a Chus Gil a elegir la calle de Maudes como decorado se deben a que necesitaba un barrio con unas características determinadas: con aceras estrechas y con una cabina de teléfonos junto a la entrada a un garaje y unas placas de aparcamiento reservado para minusválidos. "Además", concluye, "es un idóneo porque siempre tiene coches en doble fila".

Sobre ruedas. Rodaje, hoy y mañana a partir de las 8.00. Calle de Maudes. Metro Cuatro Caminos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de julio de 1995

Más información

  • UN CORTOMETRAJE RETRATA LA INSOLIDARIDAD DE LOS CONDUCTORES