El PP logra la alcaldía de Córdoba al rechazar la dirección andaluza de IU un acuerdo con el PSOE

, La izquierda perdió Córdoba. Luis Carlos Rejón, coordinador de Izquierda Unida en Andalucía, rechazó ayer por escrito la posibilidad de un acuerdo con los socialistas que hubiera impedido que la alcaldía de Córdoba pasara a manos del PP. Rejón basó su negativa en que IU no aceptaba trueques. Pero fuentes del PSOE y de la misma IU negaron ayer que los términos del pacto incluyeran algo semejante. Fracasado este intento, el PP gobierna ya en todas y cada una de las ocho capitales andaluzas. La decisión de Rejón no ha sido bien aceptada por los dirigentes cordobeses de IU.

La mediación en el conflicto de Rosa Aguilar, diputada cordobesa de IU, que en la noche del jueves y madrugada del viernes mantuvo contactos con dirigentes regionales y nacionales del PSOE, no sirvió para desbloquear una situación que ha terminado por dar, después de 16 años, la alcaldía más simbólica de la izquierda al candidato popular, Rafael Merino.A últimas horas del jueves las conversaciones que mantenían dirigentes del PSOE, encabezados por Manuel Chaves y Txiki Benegas y dirigentes cordobeses de IU, cuajaron en una fórmula de compromiso que hubiera permitido mantener en manos de IU la alcaldía de la ciudad.

En esencia, se trataba, según IU, de que el PSOE apoyara su candidatura con el argumento de que "políticamente es un gesto que se pagará en su momento, ya que el compromiso quedará ahora en nuestras manos". Al mismo tiempo se ofrecía la posibilidad de iniciar "negociaciones programáticas" sobre la Diputación cordobesa. Aunque Chaves pedía que el gesto se concretara, al menos, en que IU mostrara su disposición a sentarse a negociar los Presupuestos andaluces, terminó aceptando en la confianza de que, finalmente, terminaría por imponerse el diálogo con IU.

La propuesta se hizo llegar telefónicamente por compañeros de su oalición a Luis Carlos Rejón, coordinador de IU en Andalucía, de viaje en Roma. Sin embargo, el dirigente andaluz terminó por rechazar el acuerdo. Ayer Chaves recibía una carta en la que Rejón le reprochaba que haya utilizado la mediación de Benegas, para "buscar vías indirectas para ponerte, en contacto conmigo o con la dirección de IU-LV-CA".

En el escrito se afirma que los votos de "los malagueños y malagueñas no son intercambiables con los de Almería, ni los de Córdoba por los de Huelva", aunque ello suponga la pérdida de la alcaldía de Córdoba, "por muy querida que nos sea". Rejón no renuncia a lanzar un dardo a Chaves: "Otra cosa distinta", le dice, "son tus posiciones y apuestas en la Comisión Ejecutiva Federal de tu Partido".

La misiva, muy breve, fechada ayer en Roma y con membrete de la coalición, finaliza descargando sobre el propio Chaves y "tu partido" la responsabilidad de lo que "ocurra hoy [por ayer, día de la investidura] y en los próximos días en el Ayuntamiento de Córdoba".

La carta de Rejón cayó como un jarro de agua helada, tanto sobre los socialistas como sobre dirigentes cordobeses de IU. Fuentes de Izquierda Unida mostraron su decepción por una carta que "no refleja la realidad de las cosas". Y afirmaron que, en contra de lo que pueda deducirse del contenido del escrito, "IU no ha planteado el apoyo del PSOE a cambio de otra cosa que no sea la de abrir cauces de diálogo y entendimiento".

Pero, en el fondo, Córdoba ha sido el campo de una batalla abierta en IU entre quienes mantienen el radicalismo antisocialista y quienes intentan reconstruir unas relaciones entre PSOE e IU que adivinan necesarias ante la subida del PP.

La reacción socialista no se ha hecho esperar. La Comisión Ejecutiva del PSOE en Andalucía difundió un comunicado en el que asegura que "ha quedado claro que Rejón es el único responsable de la ausencia de acuerdo".

Manuel Chaves negó ayer que hubiera encargado a Benegas negociación alguna e insistió en que habían sido los dirigentes de IU los que ha-ian pedido su apoyo. Extremo que fue confirmado por IU de Córdoba: "No es ninguna vergüenza que como fuerza de izquierdas más votada busquemos los apoyos para gobernar", señalaron. Por su parte, José María Benegas desmintió que se hubiera puesto en contacto con Rejón en la noche del jueves.

Ayer, Rafael Merino, el candidato del PP, ante los concejales del PSOE y de IU, era investido alcalde de Córdoba, después de 16 años de gobierno municipal de izquierdas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1995.

Lo más visto en...

Top 50