Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Julen Guerrero rechaza una oferta del Madrid y seguirá en el Athletic

Julen Guerrero ha rechazado la oferta del Real Madrid y ha comunicado al Athletic su intención de permanecer la próxima temporada en el club bilbaíno. Durante las últimas semanas, el Real Madrid ha realizado intensas gestiones para contratar al joven centrocampista internacional. El pasado lunes se reunieron Ramón Mendoza, presidente del Real Madrid, y Julián Guerrero, padre del futbolista, para estudiar la oferta madridista.Mendoza y José María Arrate, presidente del Athletic, esperaban para finales de esta semana una respuesta del jugador. La comunicación de Guerrero se produjo un día después de que saltaran todas las alarmas económicas en el Real Madrid. El presidente del Athletic, José María Arrate, declaró ayer a este periódico que la permanencia de Guerrero en su club no supone ningún aumento en su contrato. "Esto habla de la integridad de Guerrero y de su vinculación afectiva con el Athletic", señaló.

Los primeros contactos entre el Real Madrid y Guerrero comenzaron en la última semana de marzo. El interés madridista sobre el futbolista era prioritario, aunque la gravosa cláusula de rescisión de su contrato -1.200 millones de pesetas- representaban un serio inconveniente para cristalizar el fichaje. La cantidad por la rescisión aumentará hasta los 1.300 millones de pesetas en el año 1997, fecha en la que acababa su anterior contrato con él Athletic. Sin embargo, en el mes de febrero se produjo una prolongación por diez años, por la cual Julen pertenecerá al club vasco hasta el 2007.

La revisión se efectuó después de que el Barcelona tanteara al jugador con la intención de contratarle. La respuesta del Athletic fue acordar con Guerrero la firma del mayor y más largo contrato en la historia del club. La suma total que percibirá en este periodo supera los 1.000 millones.

Jorge Valdano, entrenador del Real Madrid, ha recomendado fervientemente el fichaje durante los últimos meses. El técnico consideraba que Guerrero ayudaba al equipo a dar el salto de calidad que necesitaba el Madrid para la próxima temporada -con la Copa de Europa por medio- y para el futuro del equipo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de junio de 1995