El convenio de Renfe supedita parte de la subida salarial a la productividad

La dirección de Renfe y los sindicatos UGT, CC OO y SEMAF (sindicato de maquinistas) firmaron ayer su convenio colectivo, el primero en la compañía ferroviaria que supedita una parte de la subida salarial al cumplimiento de objetivos económicos y de productividad. Tras la congelación salarial de 1994, el convenio contempla subidas del 3% para este año, y de medio punto por debajo del IPC previsto para 1996. Las cifras se revisarán, tanto este año como el que viene, si la inflación supera las previsiones en más de un 0,5%.Además se acuerda una paga de 20.000 pesetas anuales, condicionada al cumplimiento de las previsiones de gastos e ingresos de la compañía, y que se financiará con la mejora de esos resultados. También habrá un "plus de productividad" de 20.000 pesetas en 1994, 9.000 en 1995 y 20.000 en 1996. Los sindicatos mayoritarios calificaron el acuerdo como "el mejor convenio posible". La CGT -minoritaria en el comité de empresa- renunció a suscribir el acuerdo, por considerar que supone una pérdida de 5,5 puntos de poder adquisitivo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS