Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un PP sin remilgos

Los populares de Villarejo quieren pactar con la izquierda y dudan con cuál

Los padres (las direcciones regionales del PP e IU) dieron hace unos días el beneplácito a la nueva unión de sus hijos en el Ayuntamiento de Villarejo de Salvanés (5.200 habitantes). Sin embargo, uno de los novios (el PP local, que ha gobernado en coalición con IU durante el anterior cuatrienio) ha empezado a dudar a sólo 10 días de la boda: no sabe si casarse con IU (formar gobierno), si probar fortuna con otro pretendiente que le hace la corte (PSOE) o, incluso, si meterse en un convento. de clausura (pasar a la oposición). Y todo porque Génova, antes de bendecir la unión, se olvidó de consultar a la agrupación local. Por eso, en Villarejo de Salvanés, nadie sabe a ciencia cierta quién será el próximo cabeza de familia de la localidad.Esta historia comenzó en 1991, cuando PP (cuatro concejales) e IU (dos ediles) formaron un gobierno de coalición. Arrebataron así el Ayuntamiento al PSOE (cinco concejales), que gobernaba desde 1979 con mayoría absoluta. "La unión se produjo por unas circunstancias muy particulares. Teníamos grandes dudas sobre el manejo de los fondos públicos que estaba haciendo el equipo socialista", dice el alcalde, José Mayor, de IU. Desde entonces, PSOE e IU no mantienen relaciones. "Nuestra enemistad política roza casi lo personal. No nos aguantamos, y el pacto es completamente imposible", explica el regidor.

El equipo IU-PP funcionó tan bien que en los últimos días las direcciones regionales de ambos partidos han confirmado que están dispuestas a apoyar una nueva coalición, a pesar de que en el resto de la región se oponen a pactos parecidos. Los resultados electorales así lo aconsejan para dejar al PSOE en la oposición: IU, cinco ediles; PSOE, cuatro; PP, cuatro.

Pedro Gutiérrez, primer teniente de alcalde y portavoz del PP, explicó ayer: "No está claro que volvamos a pactar con IU. Por el momento, ni siquier ,han intentado hablar con nosotros. Izquierda Unida no se ha portado bien durante la campaña electoral con el PP. Se han aprovechado de nuestros problemas [hace unos meses varios miembros de este partido fueron expulsados], mientras que nosotros jamás nos hemos metido con ellos y sus disensiones internas". Gutiérrez recuerda con cierta desazón que Mayor afirmó hace unos días en una radio local que ya tenía decidido el nuevo equipo de gobierno. ¡Pero si no nos ha dicho nada!", clama.

Gutiérrez continúa: "Esto no significa que rechacemos definitivamente el pacto con IU, pero sí que estamos dispuestos a escuchar las propuestas del PSOE. A lo mejor son más interesantes...". De hecho, en el municipio muchos apuestan ya por una coalición entre populares y socialistas. "No descartamos nada", añade Gutiérrez.

José Mayor ya se huele algo: "Me cuesta mucho hablar con Gutiérrez. Quizás está dolido por los resultados electorales [IU ha pasado de dos a cinco concejales, mientras que el PP se estancó con cuatro]. Desde hace unos días parece que me esquiva. Yo estoy dispuesto a formar un nuevo gobierno con el PP, pero no sé si será posible". El alcalde continúa: "A lo mejor, el próximo día 16 [fecha en que se vota nuevo alcalde] se produce una sorpresa y no repito en el cargo". Gutiérrez remacha: "Pues a lo mejor...

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de junio de 1995