Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere un hombre en Getafe al manipular una granada en casa de un guardia civil

Bernardo M. R., de 23 años, falleció ayer en Getafe (municipio madrileño con 144.000 vecinos) como consecuencia de la explosión de una granada de mortero que manipulaba en la vivienda de un amigo guardia civil. La policía ha detenido al agente del instituto armado, Julián María B. M., de 24 años, cuya vivienda se ubica en el número 20 de la calle Albacete, donde se produjo la explosión. Junto a Bernardo M. R., se encontraban el propio Julián María, que resultó ileso, y José Luis R. S., de 23 años, que sufrió una leve lesión. La explosión tuvo lugar sobre las 17.15 horas.El fallecido se encontraba manipulando la granada cuando le estalló en las manos por causas desconocidas, según datos de la Jefatura Superior de Policía. Bernardo M.. R. fue alcanzado por la metralla en el tórax, lo que le provocó la muerte en el acto. La explosión también le amputó la mano izquierda.

La metralla también ocasionó desperfectos de poca importancia en la habitación en la que ocurrió el incidente. El guardia civil es propietario del inmueble aunque no reside en el mismo.

Los agentes de la comisaría de Getafe descubrieron en la vivienda munición de diverso tipo, además de un multiplicador, detonadores y una granada de mano. Los vecinos de la finca fueron desalojados hasta que llegaron los agentes expertos en explosivos.

El vehículo del funcionario de la Guardia Civil contenía un subfusil, munición y una granada de mano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 29 de mayo de 1995

Más información

  • El agente guardaba armas en su casa y su coche