Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Canal + estrena 'Reboot', el futuro de la animación por ordenador

, La serie Reboot, producción canadiense de 13 episodios de media hora de duración, es la primera realizada exclusimente por ordenador. Cuatro animadores británicos (John Grace, Gavin Blair, lan Pearson y Phil Mitchell) son los creadores de este revolucionario concepto visual producido por Steve Barron, ganador de un Emmy y director de Las tortugas ninja. La serie, cuyas imágenes han sido presentadas en el festival Imagina, se emite todos los sábados a las 19.35, dentro de la programación codificada de Canal+.Si Mazinger Z supuso una de las primeras apuestas de la animación japonesa por la creación por ordenador así como por los personajes propios de la tecnología (robots, transformers...), Reboot es la estilización máxima de ese concepto: decorados, texturas, colores... Nada existe sobre el papel, todo es una creación matemática hecha imagen por ordenadores de última generación. El futuro de la animación pasa irremediablemente por el desarrollo. de estas técnicas.

El resultado destaca por algunos momentos espectaculares. A pesar de una dificultad manifiesta para el moldeado de rasgos humanos en los personajes, esta técnica permite recrear mundos imposibles, planificar secuencias con movimientos de cámaras a ritmo vertiginoso y jugar con lo colores y las texturas (las metálicas siguen siendo, hoy por hoy, las más sencillas y logradas; el agua y el fuego plantean todavía algunos problemas que saltan a la vista).

La serie Reboot ha sido crea da para enganchar a los profesionales y espectadores más jóvenes, habituados a esa jerga informática tan denostada por Forges. Es, en cierto modo, un videojuego con argumento cerrado, no interactivo. Incluso las referencias son propias de este mundo: Mainframe, CPU, Nonasegundo, Megabytes.... son algunos de los nombres dispara dos en esta fantasía de virus informáticos, pixels y guardianes absorbidos, como el protagonista la película Tron, por un sencillo PC. Al parecer, la vida depende de un chip.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de abril de 1995