Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solana acusa a Canadá de actuar con cinismo en el conflicto del fletan

El ministro español de Asuntos Exteriores, Javier Solana, afirmó ayer que Canadá no tiene ninguna razón en el actual conflicto pesquero y puso como ejemplo el registro que confirma que los inspectores canadienses certificaron la legalidad de las redes del buque Estai, cuyo apresamiento días más tarde desató la guerra del Fletán (ver EL PAÍS de ayer). El titular de Exterior señaló que el informe de los inspectores contradice al ministro de Pesca canadiense, Brian Tobin, quien mostró unas mallas ilegales "que no se corresponden con las que utilizan los barcos españoles en el Atlántico Norte".Solana llegará hoy por la tarde a Luxemburgo para atender la reunión del consejo de ministros de Asuntos Exteriores en la que se debatirá la propuesta que la Comisión está elaborando este fin de semana para poner fin al contencioso pesquero que en frenta a España con Canadá. El ministro español aseguró que el Reino Unido, el único Estado miembro que se ha negado a respaldar la postura española en el conflicto, ha empezado a darse cuenta de su error. Reiteró que, España no tiene intención de mandar más barcos a la zona. "Ya hay dos y están haciendo una labor importante de protección de los pesqueros", dijo.

Aceptar un reparto menor

El ministro de Agricultura y Pesca, Luis Atienza, por su parte, aseguró en Madrid que España estaría dispuesta a aceptar un reparto menor al de 18.630 toneladas de fletán fijado por la Unión Europea el martes pasado al margen de Canadá, "si se consolidan los principios de los derechos de la pesca", dijo, en referencia a los antecedentes históricos de la flota española en los caladeros del Atlántico Norte y el respeto al derecho internacional.

Atienza aseguró que se están buscando nuevos caladeros internacionales e investigando sobre nuevas especies de peces para que la flota. española pueda seguir faenando después de que finalicen las negociaciones con Canadá. El ministro de Agricultura y Pesca repitió sus críticas al Gobierno dé Canadá. al que acusa de haber montado una campaña internacional para expulsar a la flota comunitaria de las aguas de la NAFO. También dijo que Canadá había mentido en múltiples ocasiones.

Por otra parte, la patrullera de la Armada española Vigía atracó ayer a las 19.00 horas en el arsenal de La Carraca en San Fernando (Cádiz), donde efectuará pequeñas reparaciones tras haber cumplido la misión de escolta a los pesqueros gallegos que faenan en el Atlántico Norte. El capitán del buque, Franco Suanzes, destacó la dificultad de su misión ya que algunos barcos españoles se alejaban demasiado de su radio de actuación. Incluso "cuando no había nada, era una calma tensa", explicó el comandante de la Vigía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 9 de abril de 1995