Un leopardo enjaulado muerde en la pierna a un niño de tres años

Un leopardo hirió el martes en el Zoo Parque Grande, de Torrejón de Ardoz (87.000 habitantes), a un niño de tres años. El suceso ocurrió a las 13.30, cuando el niño, David Alejo, visitaba el zoo junto con sus compañeros de guardería. El pequeño sobrepasó la valla de seguridad de la jaula de los leopardos y trepó por los barrotes hasta una altura algo inferior a un metro, donde fue mordido en el pie izquierdo por un felino. La responsable de la guardería, muy próxima al lugar de los hechos, fue avisada por otro niño, según el relato de la directora del zoo, Maribel Ayala. Un monitor de la guardería golpeó la cara del animal para que soltara el pie de David. Según Ayala, esto enfureció al leopardo, que llegó a morder la pierna hasta por debajo de la rodilla.

Posteriormente, uno de los cuidadores del zoo golpeó ligeramente la frente del leopardo, consiguiendo así que se retirara. Sin embargo, la pierna de David siguió encajada entre los barrotes. Tuvieron que forzarlos. En el minuto que el niño permaneció atrapado entre los barrotes ninguno de los dos leopardos -macho y hembra- intentaron un nuevo ataque.

El niño, que fue hospitalizado, sufre fractura abierta de tibia y peroné.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 07 de abril de 1995.