Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El viaje por carretera entre Santander Bilbao queda reducido a 50 minutos

La autovía que enlaza Santander con Bilbao, entrará hoy en servicio, una vez que el rey Juan Carlos inaugure los dos últimos tramos que faltaban por construir: Castrá Urdiales-Colindres y Treto-Hoznayo. La realización de esta autovía ha sido dirigida por el Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, y cofinanciada con fondos de la Unión Europea, con un presupuesto total de 70.000 millones de pesetas. El recorrido Bilbao-Santander, que hace años requería tres horas, podrá hacerse ahora en 50 minutos.

La autovía Bilbao-Santander modifica sustancialmente las comunicaciones entre las capitales cántabra y vizcaína. El trayecto discurre próximo al litoral, donde se alinean muchas poblaciones costeras que acogen segundas residencias de bilbaínos. Esta circunstancia convertía su recorrido en un infierno durante los fines de semana y la época estival.Incluso en fechas ajenas a periodos de vacaciones, el viaje entre las dos capitales resultaba tortuoso, tanto por el intensísimo tráfico de turismos y camiones como por las dificultades para realizar adelantamientos debido a la estrechez de la calzada, la multitud de curvas y la escasa visibilidad. Antes de comenzar la obras de la autovía, un trayecto de aproximadamente 100 kilómetros requería unas tres horas de viaje.

Con la inauguración de la autovía, el tiempo invertido se reduce a 50 minutos, y facilita el acceso de Santander a la red de autopistas del Mediterráneo a través del eje del Ebro, el norte del País Vasco y Francia.Dos viaductos espectaculares

Los dos últimos tramos de la autovía sortean valles y montañas abruptas, que han requerido inversiones de 26.237 millones de pesetas, la tercera parte del coste total de toda la autovía. En estos tramos se han tendido dos espectaculares- viaductos gemelos, de 520 metros de longitud, entre Castro Urdiales e Islares, que cruzan el río Agüera en las proximidades de Guriezo. En el futuro, la autovía podrá ampliarse a tres carriles en cada sentido de la circulación si el volumen del tráfico lo requiere.

La autovía reúne características de autopista. Su ejecución en una región tan agreste ha chocado con numerosos problemas de orden técnico y otros de carácter medioambiental, como fue la construcción del puente de la ría de Azón, entre Santoña y Laredo, que forma parte de la variante de Colindres. Este territorio está comprendido en las Marismas de Santoña, una zona protegida porque en ella habitan aves silvestres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 21 de marzo de 1995

Más información

  • El Rey inaugura hoy los últimos tramos de la autovía