Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El año de la esperanza

Los pilotos españoles parten entre los favoritos del Mundial de motos

Hace varias temporadas que se anuncia un despegue de los pilotos españoles en el mundial de motociclismo. Y aunque no acaba de llegar, esta vez parece que va en serio. Por lo menos no hay excusas para que no se produzca.Son varios los que afrontan el campeonato con todo en su zurrón. Si la experiencia, una moto competitiva y un buen equipo son, los argumentos que se necesitan para optar al triunfo, Álex Crivillé (Honda 500), Alberto Puig (Honda 500) y Jorge Martínez Aspar (Yamaha 125) deben figurar en todas las quinielas de pretemporada.

Ellos tres son las máximas opciones españolas para conseguir éxitos con regularidad. Su, objetivo es pelear siempre por el podio y ganar algunos grandes premios. Un peldaño por debajo se encuentran Luis D'Antín (Honda 250), Carles Checa (Honda 250), Emili Alzamora (Honda 125) y Herri Torrontegui (Honda 125).

El duelo entre Crivillé y Puig aparece como la estrella del nuevo curso para los aficionados españoles. Los dos se encuentran en el grupo de élite de la categoría reina.El, australiano Mick Doohan, compañero de Crivillé en la escudería oficial Honda, es el hombre que batir, aunque quizá sólo el mejor representante de Suzuki, el estadounidense Kevin Schwantz, y de Yamaha, el italiano Luca Cadalora, puedan lograrlo. El campeón debe salir de esta terna, sobre todo ante la ausencia del estadounidense John Kocinski por culpa de la retirada de Cagiva.

Los demás, y entre ellos Crivillé y Puig, buscarán el podio con asiduidad y encontrarse en el lugar oportuno en el momento adecuado para aprovechar una ocasión de victoria. Son 13 los pilotos con moto oficial y la lucha será cerrada.

Crivillé cumple su cuarta temporada en 500. Cuenta con la que todos consideran la mejor moto y está respaldado por el mejor equipo. "Mi objetivo es pelear por estar entre los tres prirneros", afirma el nen de Seva, "y este año me he preparado mejor que nunca".

Su colega Puig, revelación la temporada pasada, quiere convertirse en la confirmación este año. Su inconveniente del 94, una lesión crónica en los brazos, parece superada tras operarse en Estados Unidos. "Hemos hecho todo para tener resultados", explica el pupilo de Sito Pons.

La escudería del ex bicampeón mundial de 250 incorpora a otra joven promesa, Carles Checa, que pilotará una dos y medio oficial y librará otro duelo español en 250 frente a Luis D'Antín, un piloto más veterano que hasta ahora no ha tenido suerte en el Mundial. Corre con Honda oficial.

Ni Checa ni D'Antín están destinados a pelear por el título. Su misión es el podio. En esta cilindrada el favorito también es el actual campeón, el italiano de Aprilia Max Biaggi. Y la lista de outsiders es amplia, casi tanto como el número de motos oficiales en las parrillas: 14. Destacan los japoneses Tadayuki Okada (Honda) y Tetsuya Harada (Yamaha) y el italiano Doriano Romboni (Honda).

La igualdad también se prevé constante en 125, con una decena de pilotos en la nómina de aspirantes al título y a las victorias parciales. Entre ellos, el tetracampeón valenciano Jorge Martínez, Aspar (Yamaha), el más laureado de los que aún están en activo. También el actual campeón, el japonés Kazuto Sakata (Aprilia), el italiano Stefano Perugini (Aprilia), el japonés Noburu Ueda (Honda) y en menor medida Emili Alzamora (Honda), candidato a ser la revelación de la temporada, y Herri Torrontegui (Honda).

Además de los mencionados anteriormente, la lista de pilotos españoles la completan Juan Bautista Borja, en 500, y Luis Carlos Maurel, Pere Riba, Miguel Ángel Castilla, José Luis Cardoso y Gregorio Lavilla, en 250.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 20 de marzo de 1995