Perder la brújula

Las crisis monetarias se pueden manejar mal, muy mal, o como lo están haciendo las autoridades monetarias mexicanas. A grandes rasgos, ésta es la opinión imperante entre analistas y operadores, tanto en Ciudad de México como en el extranjero."Lo han manejado mal. Han enviado señales contradictorias al mercado. Confunden a todo el mundo", asegura Jorge' Suárez, un analista de Afin Securities, en Nueva York. "Perdieron la brújula", añade este experto en mercados.

El Banco de México tiene, además, un problema añadido. Ante la retirada de confianza -por parte de los inversores extranjeros (a pesar de los 50.000 millones de ayuda- internacional que consiguió la Casa Blanca para México), los mercados ya no reaccionan a sus medidas en la forma tradicional.Pasó la última vez que subieron los tipos y sucedió ayer de nuevo: el peso, en lugar de subir, acentuó su caída. De no reaccionar la divisa mexicana hoy o mañana, el Banco de México ya ha quemado toda su pólvora. "Se está volviendo serio porque ellos mismos

Más información
México sube el precio del dinero hasta el 82% sin lograr detener la caída del peso

[en referencia al banco central] se están quedando sin margen de maniobra", explica Suárez.

Si el peso no detiene su caída, México habrá matado (pero de forma literal) dos pájaros de un tiro: los altos tipos ahogarán la industria, el comercio y la banca, mientras el elevado coste del dólar aumenta la carga de la deuda del Gobierno. y dispara la inflación, aseguran los analistas.

El Ejecutivo ya prevé un aumento de los precios del 42% este año, aunque las estimaciones privadas son bastante más pesimistas y lo sitúan entre el 50% y el 60%.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS