Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS MONETARIA INTERNACIONAL

El descenso en 0,3 puntos del paro en Estados Unidos da la señal para una nueva subida de tipos de interés

El presidente Bill Clinton en persona compareció ayer ante los periodistas para informar de la reducción del desempleo en el último mes en un impresionante 0,3 puntos, lo que deja el índice de paro de febrero en el 5,4%. Esta cifra, síntoma de la robustez de la economía de Estados Unidos, es también la señal de que una nueva subida de tipos es ahora,mucho más factible.Después de que los republicanos explotaran políticamente la caída del dólar como una consecuencia de los errores de la Administración en materia de reducción del déficit presupuestario, Bill Clinton quiso ayer explotar la creación de puestos de trabajo como una consecuencia del éxito de su política económica. "Los datos generales de esta economía son más saludables de lo que han sido en una generación entera", declaró el presidente norteamericano.

"Desde que yo soy presidente y hasta la fecha, la economía ha creado 6.100.000 empleos, y si Michael Jordan regresa a los Chicago Bulls, serían 6.100.00F', dijo Clinton en referencia al famoso jugador de baloncesto, cuyo posible retorno a la práctica de ese deporte fue ayer la única noticia capaz de competir con el impacto de la sorprendente cifra de paro.

. Bill.Clinton aprovechó tarnbién la oportunidad para defender su política presupuestaria. Reiteró que está dispuesto a reducir el déficit actual, pero añadió que todavía, no ha encontrado colaboración para ello de la mayoría republicana en el Congreso.

Las escasas perpectivas de un acuerdo entre el Gobierno y el Congreso para reducir el déficit era una de las razones que se han mencionado en los días pasados para explicar la caída del dólar. Otra de las razones era la posibilidad de poner fin a las subidas de tipos de interés, e incluso reducirlos en la medida en .que la economía norteamericana fuera ofreciendo signos de debilidad.

Los datos de ayer sobre el paro, en la medida en que muestran todavía una gran-fortaleza de la economía, dan pie a perspectivas diferentes. Bill Clinton no quiso comentar sobre la posibilidad de una nueva subida de tipos de interés, y se limitó a recordar que el presidente de la Reserva Federal, Alan Greenspan, no se refirió a esa medida en su última intervención ante el Congreso.

Pero Greenspan dijo también en esas declaraciones, el martes pasado, que la Reserva Federal seguía alerta para combatir cualquier síntoma inflacionario. Una cifra de desempleo del 5,4% resulta inflacionaria en la medida en que limita la flexibilidad laboral y conduce a aumentos salariales. Una nueva subida de tipos de interés -que sería la octava consecutiva en poco más de un año- serviría al mismo tiempo para fortalecer el dólar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de marzo de 1995