OCIO

Niños, parados y pensionistas tienen que pagar en los museos municipales

Estar en el paro, ser mayor de 65 años, estudiante o menor de edad sirve de muy poco o nada a la hora de entrar en un museo municipal: han de pagar una entrada si quieren visitar algún centro dependiente del Ayuntamiento. Ello no ocurre en el caso de los museos nacionales, 20 duros más caros, pero más solidarios para los que poseen menos recursos. El martes, los museos municipales dejaron de ser gratis.

Los museos nacionales habían puesto en práctica el cobro de la entrada unos meses antes, concretamente el 15 de julio del pasado año. Las medidas adoptadas por las dos administraciones se diferencian en 100 pesetas (visitar un centro nacional cuesta 400 pesetas; uno municipal, 300). Y en que en los museos gestionados por el Ministerio de Cultura los colectivos menos favorecidos entran sin pagar o tienen una reducción.La entrada de un museo nacional, como el Centro de Arte Reina Sofía o el Museo del Prado, cuesta 400 pesetas. Pero presentando el carné de parado o el DNI si se es mayor de 65 años o menor de 18 se entra sin pagar nada. Los estudiantes, también con carné, consiguen una reducción del 50%. Estas normas entraron en vigor el pasado 24 de enero. Carmen Herrero, máxima responsable de los museos municipales, declaró ayer que, de momento, no se han planteado recoger esas excepciones. "El ministerio aprobó las reducciones cuando nosotros ya habíamos aprobado la nueva normativa para los museos. Es absurdo modificar una norma antes de que entre en vigor. Además, es un tema de pleno", manifestó ayer.

Reducciones

El Museo Municipal, el templo de Debod y la ermita de San Antonio de la Florida hacen una reducción de 100 pesetas a los mayores de 65 años y a los niños hasta los 14 años. Los grupos de escolares y los que sobrepasen las 15 personas también pueden entrar sin pagar. No hay otra reducción en los centros del Ayuntamiento.Para Ramón Herrero, portavoz del grupo socialista en el Ayuntamiento para asuntos de cultura, el cobro en los museos municipales se debía haber hecho de manera escalonada y en proporción al prestigio del centro. "Ha sido una subida desmesurada, aunque sean cantidades pequeñas. No tiene sentido que visitar el templo de Debod cueste 100 pesetas menos que hacerlo en el Museo del Prado".

"Hay grupos de personas que no deberían pagar nada. La Administración debería cuidar especialmente a los niños, a los parados y a los pensionistas", declaró ayer el concejal. "Además, en el, Museo Municipal se debería exigir, una reducción proporcional a las salas que hay cerradas".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS