Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los fabricantes de automóviles reducen su previsión de ventas para el año 1995

Enero ha supuesto un jarro de agua fría para los fabricantes de automóviles que adivinaban el final del túnel con los datos de ventas de 1994 cuando crecieron el 22,1%. La caída de matriculaciones en enero en un 1,2% ha hecho replantear las previsiones para el año 1995. La patronal ANFAC ya no habla de un 5% de crecimiento en las matriculaciones para este año, sino que ese aumento se quedará en el 2,5%.Parecía que la ilusión volvía al sector, tras el trágico ejercicio de 1993 cuando se produjeron pérdida! globales por valor de 260.000 millones de pesetas. Tan sólo una empresa Opel-GM había declarado beneficios. El año 1994, con el fuelle del Plan Renove, la producción ha aumentado un 20,9% y las ventas nacionales un 22,1%. La cifras nos situaban muy por encima de la media europea y volvía el optimismo.

El pasado año también hubo empresas con número rojos como Suzuki, Nissan y Seat. Pero lo números negros presidieron las cuentas de resultados de Opel-GM, Ford, Fasa Renault, Citroën y Peugeot. 1994 supuso un récord en producción (1.821.696 unidades) y de exportaciones (1.343.927 unidades). El pasado año además se redujo la regulación de empleo. En 1993 los expedientes de regulación hicieron perder 15,5 millones de horas de trabajo. Ya en 1994 fueron 6,6 millones de horas.

Con todo, el sector todavía en 1994 registró unas pérdidas globales de 30.000 millones de peseta!. Además, la resaca de estos resultados dificulta el nivel de inversiones de las empresas. El sector han mantenido desde 1989 hasta 1994 un ritmo de inversión de 211.000 millones de pesetas como media. Ya para el presente año la estimación de inversión del conjunto de empresas se queda en 160.700 millones.

España logró superar a Corea en cuanto, a producción de coches y ocupar el quinto puesto en la clasificación mundial, detrás de Estados Unidos, Japón, Alemania y Francia.

Pero el año 1995 arranca con menor fuerza. El presidente de la patronal de automóviles, Carlos Espinosa de los Monteros, sin embargo, ha precisado que la caída de ventas en enero puede ser consecuencia del adelanto de las compras de coches a diciembre. También llamó la atención sobre la dependencia que tiene la industria automovilística española de la exportación. En el mercado interior si no hubiera sido por los dos planes Renove, las ventas hubieran sido menores a las de 1993.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 13 de febrero de 1995

Más información

  • Las inversiones ascenderán a 160.752 millones