Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El déficit comercial aumentó un 7,4% el pasado año

El saldo de las relaciones comerciales de España con el exterior registró el pasado año un déficit de 2,552 billones de pesetas, lo que supone un crecimiento del 7,4% respecto del año anterior, según datos de Aduanas. Las importaciones alcanzaron la cifra de 12,348 billones con un crecimiento del 21,9%, mientras que las exportaciones fueron de 9,796 billones, un 26,3% más que en 1993.

Deducido el aumento de los precios, el avance de las exportaciones en términos reales fue del 20,3%, superior en casi seis puntos al de las importaciones, que fue del 14,5%. Ello, unido a las restantes operaciones de intercambio de bienes y servicios con el exterior, ha dado lugar a una aportación de la demanda externa al crecimiento del producto interior bruto (PIB) de un punto porcentual, aproximadamente la mitad de lo estimado para el conjunto de la economía.

El aumento de las exportaciones se repartió de forma muy uniforme por grupos de productos. Así, en términos nominales (sin descontar la inflación), los bienes de consumo aumentaron un 28,9%, los intermedios un 25,6% y los de capital un 21,2%. Por el contrario, en las importaciones el mayor incremento correspondió a los bienes intermedios (25,4%) y a los de capital (23,5%), frente a un menor avance de los de consumo no alimenticio (10,%). Estos últimos resultados reflejan el tirón de las inversiones, según la nota distribuida ayer por Economía.

Por zonas, los intercambios con la Unión Europea son los de mayor dinamismo con crecimientos por encima de la media tanto en importaciones (25,5%) como en las exportaciones (30,1%). El déficit comercial español con la UE se redujo el pasado año en un 3,7%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de febrero de 1995

Más información

  • El sector exterior aportó un punto al PIB