Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tesoro debe refinanciar 8,6 billones, el 71% de la deuda que vence este año, en el primer semestre

El Tesoro debe refinanciar este año un total 12,2 billones de pesetas de deuda que vence este año. De ellos, 8,6 billones, el 71%, están concentrados en la primera mitad del ejercicio, lo que obliga a un importante esfuerzo en la búsqueda de refinanciación. Ayer, mientras tanto, los mercados siguieron calmados, con la peseta y la Bolsa de Madrid mejorando ligeramente sus respectivos índices. El cambio medio de la peseta ayer fue de 86,83 por marco. El diferencial de la deuda española frente a la alemana sigue estrechándose. Ayer quedó en 430 puntos, cuando la semana pasada superó los 450, y los tipos en el interbancario prosiguieron su caída en todos los tramos, especialmente en los largos.

El endeudamiento del sector público asciende a algo más de 38 billones de pesetas, teniendo en cuenta que representa el 63% del PIB (en torno a 61 billones de pesetas en 1994). De esta cifra total, el Tesoro tiene que hacer frente este año a unos vencimientos de 12,2 billones emitidos en letras y bonos que debe equilibrar con emisiones por ese mismo importe. Además, como tiene unos gastos superiores a los ingresos que obtiene, está obligado a emitir deuda por el volumen de déficit con que cierra el ejercicio. Los intereses que genera la deuda forman parte de los gastos anuales y entran directamente en el déficit de caja del año.Un desglose de la deuda del Tesoro, desvela que la mayor parte de los vencimientos están concentrados en la primera mitad del año y en letras (cuyos periodos son de un año o menos).De los 12,2 billones totales, 8,6 billones -el 71%vencen entre enero y junio. A enero, además, corresponden 2,5 billones. Se da la circunstancia de que, a esa alta cantidad se une la crisis que viven los mercados y que dificulta la refinanciación al encarecerla.

La explicación de esta concentración de vencimientos en el primer semestre es simple: el Tesoro aprovechó la baja de los tipos de interés que tuvo lugar en la primera parte de 1994 para financiarse a precios cada vez más bajos. Una vez que se invirtió la tendencia, y empezaron a subir los tipos, trató de aumentar su deuda lo menos posible. En el caso concreto del mes de enero ocurre que una emisión de letras a corto plazo que debería vencer en diciembre de 1993 se alargó hasta enero de 1.994 para cerrar el año anterior con un déficit inferior.

Los elevados vencimientos de enero se compensan con los escasos de febrero, apenas 679.000 millones. En el Tesoro se sabe que en enero habrá una refinanciación negativa de importancia. La tranquilidad puede ayudar a corregir la situación en la subasta de letras de la próxima semana y la de bonos del 31 de enero. Hasta ahora han vencido 2,2 billones entre letras y bonos y sólo se han emitido 877.000 millones. Lo que falta proviene de un depósito del Banco de España y de un crédito multidivisa en ecus por un billón, del que se ha tomado la mitad.

El Tesoro encontraría facilidad de financiarse si se siguen reduciendo el diferencial del bono español con el alemán, que ayer estaba en 430 puntos básicos. Los tipos en el interbancario, por su parte, también prosiguieron su reducción. A un año se colocaron en el 10,40%, frente al 10,55% del miércoles; a seis meses bajaron al 9,55% y a tres al 8,75%. El bono español a 10 años bajó su rentabilidad al 11,82%.

Los mercados tuvieron ligeras mejoras. "La peseta encuentra un nivel de resistencia a la baja en 86,80 por marco que resulta difícil de rebasar", señalaba el analista. La evolución de la peseta fue paralela a la de las monedas europeas y el dólar frente al marco. "Esperabamos que después de la recuperación del miércoles, ayer pudiera haberse producido un reajuste", señalaban en Analistas Financieros Internacionales, "y sin embargo han seguido las ganancias en deuda y en el interbancario". "Ello puede significar que se abre un camino para una corrección mayor".

La Bolsa subió un 0,34% (0,97 puntos) hasta los 283,19 puntos, con un volumen que superó los 35.000 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de enero de 1995

Más información

  • Los mercados españoles mejoran ligeramente y se reduce el diferencial con el bono alemán