Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

BODA ROSA DE KEANU REEVES

Parece una inocentada, pero no lo es. La revista semanal francesa Voice lo destapó la pasada semana y el periódico italiano Corriere della Sera le dedicó un amplio despliegue; poco a poco la noticia que levantó incredulidad, enfado, decepción y hasta euforia militante, va siendo digerida con normalidad: el actor de 29 años Keanu Reeves, famoso por filmes como Mi Idaho privado, El pequeño Buda, Speed y Le llamaban Bodhi, se ha casado por el rito hebreo con David Geffen, el magnate de la discografia de 51 años y una fortuna tan sólida como para aparecer en un lugar destacado de las listas de la revista Forbes. Lo que hasta ahora eran rumores de ambigüedad, se ha visto de golpe confirmado. Kenau Reeves había sido designado hace apenas dos semanas como El hombre más sexi del año 94 y las organizaciones gay de Norteamérica se han mantenido prudentes ante la noticia, que tiene un cierto tufo a operación publicitaria a gran escala. Según Voice, la boda la celebró un rabino heterodoxo que cree normal unir a dos personas del mismo sexo, en un restaurante de Los Ángeles cerrado al común de los mortales ese día, y entre los testigos del curioso acto, donde no falto aquello de romper un vaso al final de la ceremonia, estaban Liz Taylor, Steve Spielherg y las modelos Cindy Crawford y Claudia Schiffer. Según otra crónica de Hollywood, Keanu Reeves asistió a la boda con chaqueta blanca y pantalón oscuro, mientras David vestía de rigurosa etiqueta negra. David Geffen, el gay más rico y poderoso del mundo, que creó hace apenas tres meses unos grandes estudios junto a Spielberg y Jeffrey Katzenberg, no ha ocultado nunca su homosexualidad y es el mecenas de varias campañas reivindicativas del colectivo gay, y especialmente de la lucha contra el sida; Geffen posee propiedades en Beverly Hills valoradas en más de 50 millones de dólares, además de un reactor privado y casas de recreo en Malibú, Long Island, Nueva York y París. En otras palabras, el braguetazo de Keanu pasará a la historia por más de una razón.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de diciembre de 1994