Los combates en Bihac amenazan el alto el fuego en Bosnia

Los combates en el enclave de Bihac, al noroeste de Bosnia-Herzegovina, amenazan con echar por tierra el nuevo acuerdo alcanzado entre las fuerzas serbias y musulmanas de Bosnia tras la intercesión del ex presidente norteamericano Jimmy Carter. Fuentes de la Fuerza de Protección de la ONU (Unprofor) en Sarajevo, sin embargo, señalaron que el alto el fuego está tomando cuerpo, sin embargo, en toda la ex república yugoslava.

El comandante de Unprofor en Bosnia, el general británico Michael Rose, tenía previsto ayer iniciar conversaciones con representantes de las dos partes para lograr un cese efectivo, y total del fuego. Sin embargo, los bosnios amenazaron con no participar mientras continuaran las violaciones al alto el fuego en Bihac. Unprofor ha preparado un proyecto de acuerdo sobre un cese de hostilidades de cuatro meses que debería entrar en vigor el próximo 1 de enero, tras la tregua preparatoria que rige desde el pasado sábado. Si se cumpliera sería el primer armisticio serio que se alcanza en la guerra de Bosnia.

Un representante de la ONU confirmó ayer que la tregua acordada para Bosnia sufre violaciones esporádicas en Velika Kladusa, dentro del enclave de Bihac. En torno a Velika Kladusa, parcialmente ocupada por los serbios de Radovan Karadzic, persisten los enfrentamientos entre el V Cuerpo del Ejército leal a Sarajevo y los rebeldes musulmanes de Fikred Abdic, apoyados por los serbios de la Krajina croata. Ni croatas ni musulmanes rebeldes han firmado el acuerdo de tregua, por lo que no se sienten vinculados.

"No es verdad que el domingo cayera una lluvia de granadas sobre Velika Kladusa", declaró ayer Alexander Ivanko, portavoz de Unprofor en Sarajevo. Ivanko admitió que fueron la s fuerzas de Abdic y de los serbios de la Krajina las que hicieron uso de las armas.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS