Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una juez concede la libertad condicional los ex etarras Etxabe y Urrutia

La juez de vigilancia penitenciaria de Bilbao, Ruth Alonso, concedió ayer la libertad condicional a los antiguos etarras Juan Antonio Urrutia Aurtenetxe e Isidro Etxabe Urrestrilla. El beneficio penitenciario se les ha concedido a la vista de que el pasado día 14 cumplieron las tres cuartas partes de su condena y ambos tienen trabajo en un restaurante de Amorebieta (Vizcaya). Por otra parte, Francia concedió ayer la extradición del presunto etarra Pedro María Gorospe Lertxundi, Txato el Viejo, uno de los expertos en explosivos de la banda, que está acusado en España de dos asesinatos y otros dos frustrados.

Ruth Alonso envió ayer un auto a la prisión de Basauri comunicando a sus responsables que los reclusos Etxabe y Urrutia disfrutarán desde ahora de la libertad condicional bajo el control de la correspondiente comisión de asistencia social. Urrutia abandonó la cárcel sobre las tres de la tarde de ayer, mientras que Etxabe se encontraba ya en libertad, dado que disfrutaba de un permiso de varios días, según informaron fuentes de Justicia e Interior. Cuando se reintegre al centro penitenciario, se le comunicará oficialmente la decisión de la juez de vigilancia.Urrutia tiene una condena de 100 años, 10 meses y siete días por asesinato, depósito de armas y tenencia de explosivos. Ingresó en prisión el 28 de noviembre de 1980 y accedió al régimen abierto el 23 de octubre de 1992.

Sobre Etxabe pesa una condena de 105 años y 4 meses por el asesinato del general Juan Manuel Sánchez Ramos y del teniente coronel José Antonio Pérez, perpetrado en Madrid en 1978.

Fue encarcelado el 13 de febrero de 1981 y consiguió el pase al régimen abierto el mismo día que Urrutia. Ambos accedieron a esta situación después de que se divulgaran unas conversaciones grabadas en la prisión en las que críticaban los métodos de ETA.

La juez Alonso estima que los dos etarras han cumplido las tres cuartas partes de su condena, aplicándoseles los beneficios correspondientes a la redención de penas, según informaron fuentes de Asuntos Penitenciarios.

Isidro Etxabe es el único reinsertado de ETA que tiene embargado parte de su sueldo, concretamente 21.803 pesetas, por orden de la Audiencia Nacional, según informó recientemente la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT). Ésta, sin embargo, sostiene que el dinero no ha sido nunca percibido por las familias del general Sánchez Ramos y el teniente coronel Pérez: la empresa Repoblaciones Foz Euszaldaldurak, que había contratado inicialmente a Etxabe como guardabosques, comunicó que ya no trabajaba en la misma.

Juan Antonio Urrutia e Isidro Etxabe trabajan actualmente en un restaurante de Amorebieta (Vizcaya), según fuentes penitenciarlas, que no han precisado la cuantía del salarlo que perciben.

Respecto a la extradición del presunto etarra Pedro María Gorospe, fuentes de la Secretaria de Estado de Justicia informaron ayer a Efe que ésta se hará efectiva en cuanto termine las condenas que tiene pendientes en Francia, donde fue detenido en 1993.

Por otro lado, los abogados defensores de 14 de las 17 personas que presuntamente participaron en la agresión al ertzaina Ander Susaeta el 20 de agosto de 1993 pidieron ayer la absolución para sus clientes (entre ellos para Juan Luis Camarero, militante de las juventudes de KAS, la Coordinadora Abertzale Socialista), informa Aitor Guenaga.

Los letrados Kepa Landa y Arantza Zulueta cuestionaron de nuevo la validez de la prueba de cargo los vídeos de la Ertzaintza, y pidieron su nulidad y la de todo el procedimiento.

En la madrugada de hoy la Guardia Civil detuvo en Bilbao a Francisco Alvarez Perdiguero, de 34 años, y a su compañera Virginia Gorbea, de 29, acusados de colaborar con ETA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de diciembre de 1994

Más información

  • Francia extraditará al activista Pedro María Gorospe