Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN LOS BALCANES

Los serbios entran en las calles de Bihac

Las fuerzas serbio bosnias cruzaron anoche los límites de la zona segura de las Naciones Unidas en Bihac y entraron en las primeras calles de los suburbios, desde donde amenazaban directamente a la población civil, según afirmó el comandante de las fuerzas de la ONU en la antigua Yugoslavia, el general británico Michael Rose. Antes habían capturado la última colina estratégica del enclave en poder de las tropas musulmanas y desbaratado las líneas de defensa del V Ejército bosnio.

El líder de los serbios de Bosnia, Radovan Karadzic, afirmó qué la entrada en Bihac era ya un hecho y que el enclave "nunca debió considerarse como zona de seguridad". Su objetivo era claro: derrotar al V Cuerpo de la Armija (ejército bosnio de mayoría musulmana), leal al Gobierno de Sarajevo. El primer ministro bosnio, Haris Silajdzic, se apresuró a solicitar una "inmediata intervención aérea de la Alianza Atlántica" para evitar que Bihac se transforme en una "zona de genocidio".Para el comandante de las Fuerzas de Protección de las Naciones Unidas (Unprofor), los serbios "han cometido una violación flagrante y evidente de la zona de seguridad de la ONU". "Esta seria situación nos obliga a reaccionar", advirtió el general Rose al líder de los serbios de Bosnia.

La zona de seguridad de la ciudad de Bihac, oficialmente bajo la protección de la ONU, garantizada por la OTAN, está comprendida dentro de un polígono que mide ocho kilómetros de norte a sur y cinco kilómetros de este a oeste. Un radioaficionado de Bihac que pudo entrar en contacto anoche con Sarajevo aseguró que la ciudad "vivía sus últimas horas".

El primer ministro bosnio reconocía en Sarajevo que "están atacando desde todas partes y las casas están ardiendo". "Atacan con artillería y con tanques y han tomado la colina de Debeljaca, que domina la ciudad de Bihac. Hemos pedido a la OTAN que actúen inmediatamente para detener este ataque".

Rose había manifestado antes: "Es la primera vez que llevamos a cabo una misión de paz en la que ninguno de los beligerantes (serbios, musulmanes, croatas y seguidores del líder rebelde musulmán Fikret Abdicu) está dispuesto a aceptar una solución pacífica". Mientras, llegaba desde el enclave musulmán la dramática descripción que hacía el alcalde de la ciudad de Bihac, Muhamed Kabiljagic.

Desde una emisora de radioaficionado, Kabiljagic: afirmó desesperadamente: "Unprofor no ha dicho la verdad sobre la situación en Bihac. Los serbios de Krajina están cruzando la zona protegida por la ONU e intentan ocupar los últimos puntos de las defensas de la ciudad. Ya están en condiciones de disparar contra la población civil. En el hospital hay 1.600 heridos en situación desesperada. Pido al mundo que nos ayude".

Las tropas de Radovan Karadzic han abierto en las últimas horas, según fuentes militares de Zagreb, un nuevo frente en los suburbios del suroeste de la ciudad. El líder serbobosnio dijo ayer que no reconocía como segura, según la terminología de la ONU, la zona de Bihac. Entre estos límites hay alrededor de 50.000 personas, entre ellas muchos refugiados de lugares próximos. Otras 130.000 personas viven en el conjunto del enclave, rodeado por las fuerzas serbias durante la mayor parte de los 31 meses de guerra.

Órdenes arrebatadas

"Hemos incautado documentación a los agresores", añadía el alcalde de la ciudad asediada, "en los que hay escritas órdenes a los soldados serbios afirmando que es la última oportunidad para crear la gran Serbia y que no pueden despreciarla". "Hay que derrotar al V Cuerpo, no podemos permitir que siga en Bihac", dice la orden del alto mando serbio.

El alcalde Kabiljagic criticó a la OTAN por no haber bombardeado las piezas de artillería y los tanques "que nos están atacando" y acusó a la comunidad internacional de estar protegiendo a los serbios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 25 de noviembre de 1994

Más información

  • El comandante de Unprofor pide una inmediata acción de las Naciones Unidas