Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La militancia peina canas

Entre los 7.300 afiliados que Izquierda Unida tiene en la región de Madrid abundan los canosos. Tan sólo el 15% tiene menos de 30 años, mientras que el 25% supera los 60. Y en la capital aún son más viejos. Las mujeres defienden un espacio importante, el 31,6% de todas las bases. La coalición está distribuida geográficamente en 90 asambleas: 21 correspondientes a los distritos administrativos de Madrid, 18 son sectoriales y 51 del resto de municipios. La dirección piensa abrir delegaciones en otros 40 pueblos de la región, donde en la última cita electoral IU arañó más del 10% de los votos sin que existieran ni organización ni afiliados en esas circunscripciones. Pinto es el feudo con más militantes (405). En Madrid, la asamblea más numerosa se convoca. en el Puente de Vallecas (306). Moraleja (tres afiliados) y Daganzo (cuatro) son las sucursales de IU con menos abonados.

Chamberí, distrito al que pertenece Julio Anguita, registró en el periodo precongresual el éxito de Nueva Izquierda, la corriente más crítica con el coordinador nacional. Repitieron el éxito en Majadahonda, Pozuelo y Algete.

Los transversales -mayoría conseguida tras el pacto entre ex partidarios de Anguita y antiguos integrantes de Nueva Izquierda- golearon en Pinto (25 delegados a cero) y vencieron en 58 de 90 votaciones.

Los ortodoxos demostraron una clara superioridad en los distritos de Tetuán, Fuencarral y Ciudad Lineal. En todo el proceso de elección de delegados para el cuarto congreso de Madrid intervinieron cerca de 3.000 de los 7.300 afiliados. "Todo un éxito", según el portavoz de la actual dirección, Luis Cobo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 20 de noviembre de 1994