Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obispos catalanes se desmarcan de la COPE con una emisora propia

Ràdio Estel proyecta cubrir Cataluña

Con la inauguración oficial de Ràdio Estel, que se realizó ayer, el arzobispado de Barcelona se lanza a una aventura en el mundo de la comunicación: la de tener voz propia en las ondas mediante una combinación de radio fórmula musical y mensajes de inspiración cristiana. Una voz que permitirá a los obispos catalanes desmarcarse de la COPE, la cadena de radio en que la Conferencia Episcopal y varias diócesis tienen la mayoría de las acciones, y con la cual los obispos catalanes sintonizan cada vez menos.

El arzobispo de Barcelona, Ricard Maria Carles, y el presidente del Parlament de Catalunya, el democristiano Joaquim Xicoy, presidieron ayer el acto inaugural de Rádio Estel. De momento, la emisora propiedad del arzobispado cubre sólo el territorio diocesano barcelonés, donde viven cuatro millones de personas. Pero en el mismo acto se anunció la voluntad de los obispos de ampliar su cobertura a toda Cataluña, mediante acuerdos con las otras diócesis.La nueva emisora nace con el lema "con luz propia" [estel significa estrella], metáfora galáctica que en realidad significa "con voz propia". Esta voz es la que el arzobispado barcelonés, cada vez menos identificado con la cadena radiofónica propiedad de la Conferencia Episcopal, quiere hacer oír en su jurisdicción. Aunque el proyecto viene de lejos -la frecuencia fue concedida por la Generalitat de Cataluña en 1986- no se ha convertido en realidad hasta ahora.

Las primeras muestras públicas de disgusto con la COPE se produjeron a finales de 1993. Joan Carrera, obispo auxiliar de Barcelona y responsable de medios de comunicación, dijo entonces que "la Iglesia debe replantearse la propiedad de la COPE, porque esa cadena ha entrado en un terreno en que su eficacia evangelizadora es escasa".

Añadió que la Iglesia se encuentra ante el dilema de mantener "una cosa pequeña, con clara identidad pero de audencia reducida, u optar por uña cadena comercial que puede caer en manos de. monstruos de la comunicación que son más determinantes del contenido que el propietario". Se declaró partidario de la primera vía. Esa "cosa pequeña" es Rádio Estel.

"Esto no es el final del camino", dijo ayer, "sino el primer paso para ocupar un espacio de servicio a la Iglesia catalana en la comunicación".

Situaciones calumniosas

En el mismo acto, el presidente del Parlament, Joaquim Xicoy, afirmó que los medios de comunicación están instalados "en la cultura del sensacionalismo". Dijo que no quería generalizar, pero aseguró sin citar a ningún medio: "Ya es hora de romper el círculo vicioso que provoca la búsqueda de la audiencia por todos los medios y que lleva a situaciones calumniosas, a la crispación y a la sospecha".También el arzobispo Carles animó a los responsables de la emisora a "romper estos círculos viciosos: lo deseo profundamente", aseguró. Nadie citó en público a la COPE y sólo a preguntas de los periodistas se refirió a ella el obispo Carrera para desmarcarse claramente: "Es otra cosa, algo muy distinto".

La emisora del arzobispado de Barcelona emite 21 horas de música y tres horas nocturnas de programas de reflexión y orientación cristiana, además de noticias.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de octubre de 1994