Renfe tendrá pérdidas en sus servicios mas rentables por evitar despidos en 1994-98

Renfe no conseguirá el equilibrio económico en sus servicios con más potencial de rentabilidad (cargas, combinado, largo recorrido, paquetería y estaciones) por haber dejado a la mitad el recorte de plantilla previsto inicialmente en el plan estratégico de 1994-98. La compañía renuncia así al objetivo de equilibrar las cuentas en las unidades de negocio ajenas a los servicios de cercanías y regionales (los de mayores pérdidas), en contra de la recomendación de la Comisión Europea. Las pérdidas de estos servicios, que en 1994 se situarán en 78.000 millones, se reducirán hasta los 43.000 millones en cinco años, según se detalla en el contrato programa de Renfe que explicó ayer en el Congreso la presidenta de la compañía, Mercé Sala.

La imposibilidad de reducir a cero estas pérdidas responde a la marcha atrás dada por Renfe en. el ajuste de plantilla, que de los 41.600 trabajadores actuales pasará en 1998 a 35.000 (mediante jubilaciones anticipadas y bajas vegetativas) y no a los 31.000 previstos en el plan estratégico de mayo.

Sala aseguró que el Estado se hará cargo de la deuda histórica de Renfe (en torno a un billón de pesetas) y sus intereses.

La presidenta de la compañía valoró en 160.000 millones la aportación adicional que tendría que hacer el Estado de no aplicarse el plan estratégico. La inversión global pública comprometida en este plan es de 341.000 millones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 20 de octubre de 1994.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50