Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Control de presos

Un teléfono de la compañía Digital Products está siendo utilizado por el Departamento de Presos en Libertad Vigilada de EE UU para controlar a 50 personas que se encuentran en esta situación. Aunque el sistema hace el seguimiento electrónico igual que otros equipos gracias a un brazalete colocado en la muñeca o en el muslo del preso, su novedad está en que éste detecta si la persona ha bebido alcohol y alerta al oficial que está a su cuidado.

Aspirador urbano

La idea, casi de ciencia ficción, es extraer la suciedad de las ciudades con un aspirador, como si de una alfombra se tratase. Las autoridades de Osaka, Japón, van a probar un modelo de aspirador gigante, desarrollado por Fujita. Este equipo, según publica Newsweek, absorbe aire sucio, que hace pasar por unos filtros, a través de los cuales unos microorganismos eliminan o reducenla contaminación.

CD irrompible

El disco compacto, aunque se diga que no se desgasta con el uso, es muy fácil de romper o rayar, porque el material de que está hecho, el policarbonato inyectado, es muy frágil. La empresa francesa Digipress, en colaboración con el fabricante de vidrio belga Glaverbel, ha desarrollado un disco compacto que no se rompe ni es atacado por la mayoría de los ácidos. El disco irrompible tiene el mismo tamaño que el tradicional, pero es de vidrio grabado. Para asegurar la reflexión, se deposita encima una capa de nitruro de titanio-

Coche eléctrico

Peugeot estudia el lanzamiento de un vehículo eléctrico específico para la ciudad, el Ion, con una autonomía de 150 kilómetros y velocidad de 105 kilómetros por hora. Las puertas de este coche, de cuatro plazas, se abren por presión, lo que permite abrirlas incluso ron las manos ocupadas. Su techo, translúcido, fabricado en vidrio recubierto con una capa tintada, ofrece una visión hacia la parte alta.

Chequeo de billetes

Un nuevo dispositivo, denominado Bolígrafo detector de moneda falsa, determina instantáneamente si un billete es o no falso. El procedimiento de chequeo es sencillo: se escribe con el bolígrafo sobre el billete a analizar. Si el color de la tinta de este bolígrafo permanece sobre los colores del billete, éste es de curso legal. Pero, si la tinta cambia de color a marrón oscuro o negro, el billete es falso. Cada bolígrafo (cuestan 10 dólares) puede marcar hasta 12.000 billetes y la tinta, cuando se usa en billetes legítimos, desaparece en apenas cuatro horas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de octubre de 1994

Más información