Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde recibió ayer por fax y mensajero permiso de la Comunidad para excavar la plaza de Oriente

Una autorización histórica para actuar en el ombligo del Madrid del siglo XVII llegó ayer a la Concejalía de Obras por duplicado. Primero por fax y después por mensajero. La Comunidad de Madrid remitió al Ayuntamiento la licencia para la primera fase de las excavaciones en dos zonas de la plaza de Oriente: jardines de Cabo Noval y un tramo de la calle de Bailén, ambas afectadas por la construcción de un estacionamiento (470 coches) y un túnel que sepultará el tráfico en Bailén. La Dirección General de Patrimonio, "para demostrar que no pretende retrasar nada y que actúa con buena voluntad", firmó ayer el permiso para agujerear la plaza, según un portavoz.Las obras, que inició el pasado lunes -con martillo neumático y sin permiso- el concejal Enrique Villoria, cambiarán la imagen de una plaza ajardinada donde están enterrados los restos. de la Casa del Tesoro, que promovió Felipe 11 en 1590 y en la que pintó Velázquez, y las partes bajas de las casas del poblado musulmán, según confirmaron las primeras excavaciones.

La licencia de Patrimonio incluye una serie de advertencias sobre cómo ejecutar las tareas de excavación. También recuerda al ayuntamiento que, una vez finalizada la campaña arqueológica, las obras del aparcamiento y del paso inferior adjudicadas a entrecanales/Dragados por 2.700 millones- requerirán un nuevo permiso del Ministerio de Cultura.

La protección del Palacio Real y el Teatro de la ópera, edificios junto a los que se ejecutarán los trabajos principales, dependen de Cultura. Según el artículo 37 de la Ley 16/85 de Patrimonio Histórico, Cultura puede impedir obras que afecten a los monumentos de su competencia. José Guirao Cabrera, director general de Bellas Artes y Archivos de Cultura, se opuso, en el escrito remitido a la Comunidad en junio, a la construcción del túnel y el estacionamiento en la plaza de Oriente. "La creación de una gran plaza para peatones delante de la fachada este del Palacio Real potencia esta parte como protagonista del monumento, cuando éste tiene su fachada principal al sur", explicó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de septiembre de 1994