Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los cineastas piden 'hechos' en el debate del Libro Blanco

No hubo borrasca, pero sí nubes de escepticismo en el debate sobre el capítulo audiovisual del Libro Blanco de la Cultura elaborado por la Comunidad de Madrid con la colaboración de 200 representantes del mundo de las artes.Gerardo Herrero, vicepresidente de la Academia de Cine, resumió el estado de ánimo general del sector. "Sólo escucho a los políticos cuando me hablan de cosas concretas. Quiero que me cuenten cuánto dinero van a aportar a la producción de cortos o a la futura escuela de cine; si no, me aburro", sentenció.

Un centenar de personas se reunió ayer en la Residencia de Estudiantes para seguir un debate sin tensión entre la directora de cine Pilar Miró; el director de la Fundación Procine, José María Otero; el presidente de la Federación de Asociaciones de Productores, Pedro Pérez, y el actor Xabier Elorriaga. El tema central -una política audiovisual para la Comunidad de Madrid que complemente las medidas que figuran en el Libro Blanco- fue absorbido por una discusión global sobre el cine en España.

Pilar Miró inició la primera ronda de intervenciones asegurando que "estas conversaciones ya son repetitivas, porque nadie discute que la industria del cine pasa por un estado de emergencia". La directora de Bertenebros advirtió que discrepaba con las conclusiones que aparecen en el documento de la Comunidad. "Me parecen peligrosas las permanentes alusiones a la Comunidad Autónoma, porque eso encierra muchas limitaciones. El que no quiere hacer cine en Madrid tiene que ser considerado de igual manera que el que rueda en la capital", afirmó.

20.000 empleos

El Libro Blanco, que aspira a ser un primer paso en el diseño dé una política cultural que integre a las tres administraciones, señala que la industria audiovisual genera casi 20.000 empleos en la región. El año pasado facturó 200.000 millones de pesetas.De las 33 medidas prioritarias que contempla el Libro Blanco, seis corresponden al apartado audiovisual. Encabeza la lista la puesta en marcha de una escuela de cine en la ciudad de la imagen. "Si nada se tuerce, en enero próximo comenzará el curso preparatorio. Todavía falta diseñar el modelo de escuela", contó Herrero. El actor Elorriaga señaló la "urgencia" de esta escuela.

El papel de Telemadrid fue revisado con dureza durante el debate. "La actuación de Telemadrid ha sido nefasta. No ha prestado ninguna colaboración a la industria del cine. Hay consenso en cuál debería ser su función, pero falta voluntad política y dinero", criticó Pérez. En la Residencia de Estudiantes no había ningún representante de la televisión regional. Herrero comentó que el 80% de las películas españolas se producen en Madrid. "Sin embargo, a los políticos no les interesa, porque no tienen tiempo para ir al cine. Ven los telediarios, y si tienen un momento van a los estrenos de ópera", comentó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de septiembre de 1994