Fidel Ramos promociona una nueva Filipinas

Hasta hace poco su país era noticia cada vez que se producía una intentona golpista; ahora el presidente de Filipinas, Fidel Ramos, pretende ocupar un lugar destacado en los periódicos gracias a la estabilidad política y a sus buenos resultados económicos. Para lograrlos necesita inversión extranjera, y con el propósito de atraerla está realizando una gira por cinco países europeos, entre los que figura España.Procedente de Roma, Ramos, militar de carrera y protestante de religión, llegó ayer a Madrid, donde efectuará, hasta mañana, una visita oficial atípica por su corta duración. Le acompañan su esposa, Amelita Martínez cuatro ministros y un centenar de empresarios.

Abortó como ministro de Defensa siete golpes de Estado contra Corazón Aquino y con su apoyo ganó después las elecciones presidenciales de junio de 1992. Desde entonces, el Ejército se ha serenado y las guerrillas comunista y musulmana se muestran menos activas, al tiempo que el archipiélago, de 66 millones de habitantes, parece engancharse al empuje económico de Extremo Oriente con una tasa de crecimiento prevista para 1994 del 7%.

Filipinas es el país asiático que más ayuda al desarrollo recibe de España, aunque esta aportación es mínima si se compara con el Magreb o América Latina, y el único en el que el Gobierno hace un esfuerzo cultural para difundir el idioma español, que aún habla un 2% de la población. Ramos, por ejemplo, lo lee sin dificultad.

Existe en Manila un Instituto Cervantes, un canal local retransmite cuatro horas diarias de programas de TVE y está en marcha un proyecto de recuperación del archivo histórico español. Además, en otro ámbito, varias empresas españolas se han instalado allí, como Tabacalera y Campofrío.

Con ocasión de la visita de Ramos, el Ejecutivo va a hacer un esfuerzo adicional. Pondrá a disposición de Filipinas una línea de crédito unos 13.000 millones de pesetas, la mitad concesionales y la otra mitad en condiciones de mercado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0011, 11 de septiembre de 1994.

Lo más visto en...

Top 50